martes, 31 de marzo de 2015

Mars Attack, un juego con muchas posibilidades.

Hola a todos:

Hoy vamos a comentaros nuestras impresiones sobre uno de los juegos que más nos ha llamado la atención en tiempos recientes, el Mars Attack de Mantic.


No se trata de hacer una reseña en plan "es un juego estratégico" o "si te gustan los juegos de tal tipo". No, aquí lo que nos interesa es si merece la pena gastarse los 75€ que cuesta por los componentes que trae, y si los podemos reutilizar para otros menesteres jueguiles.


En cuestión de miniaturas, el juego trae una gran cantidad. Lleva dos escuadras de marcianos que incluso llevan armas especiales, 21 en total si contamos al lider que viene en la bolsa de personajes. Los aliens son cojonudos, y son perfectamente usables en escala 28-30 mm en juegos con trasfondo steampunk-victoriano, juegos de tipo pulp, o en WW-I y WW-II. Las posibilidades de estas dos escuadras son verdaderamente alucinantes. Puedes hacerte directamente una banda para In Her Majesty´s name sin tener que comprarte ni un solo muñeco más. Comprando la expansión del platillo (14,99 Pounds), o la de La Humanidad Resiste, de nada menos que 39,99 Pounds, tendrías ya el apoyo pesado que te hace falta para hacerte un miniejército para el SoTR, del que están a punto de sacar la segunda edición. Yo me compraría, como mucho, el platillo si quisiera ampliar mi pequeño ejército de marcianos cabezudos. Se me olvidaba mencionar el detalle de que llevan el casco transparente aparte, para que lo puedas pegar después de pintar un cerebro verde-rosa-violáceo absolutamente jamagoso. 

El platillo volante no lo lleva la caja inicial, una pena. 

Por otro lado, la calidad de las miniaturas de la caja es bastante buena. Seguramente os podáis encontrar la punta de algún cañón doblada, pero nada que no se pueda solucionar. El detalle es realmente bueno. 

En el caso de los humanos, las fuerzas de la resistencia están compuestas por dos grupos, uno de marines americanos, que es el que más vas a usar en el juego, y otro, el de héroes de la resistencia. El primero es realmente versátil. La única pega es que no son unos 28 mm demasiado pequeños, son más 32 mm, y sobrepasan un pelín, por poner una referencia de escala, la altura de un soldado de la Segunda Guerra Mundial de Artizan. 


Mirando esta foto de arriba se me ocurre que son perfectamente válidos como unidad básica para juegos que están ambientados en la guerra moderna que usan los 28 mm, como el Force on Force. Evidentemente su tamaño es más "heroico" que realista, pero valdrían perfectamente como unidad de intervención de marines. Una vez sacados del contexto del Mars Attack y pintados apropiadamente, nadie adivinaría que estos marines conocen a Tom Jones. 

En el lado de la resistencia tenemos quizá las miniaturas que más me han gustado de toda la caja, los supervivientes humanos, que van armados y están preparados para la lucha contra unos marcianos recalcitrantes.


En calidad estas miniaturas no le tienen envidia a otras tipo "survival" que hemos visto como los de Zombicide. Son verdaderamente espectaculares, pero, a no ser que seas muy fan del género zombie, el postapocalíptico o algo por el estilo, es a lo que menos utilidad le vas a sacar. Ahora, como coleccionista de miniaturas os diré que hay algunas que tienen muchísimas posibilidades y pueden quedar realmente bien una vez pintadas. 

Por último, os voy a hablar de la escenografía que trae el juego. Es una escenografía pensada para poder jugar un gran número de partidas sin tener que hacer ningún edificio más, sin tener que trabajar más que lo que te costó ganar los 75€ que has pagado por el juego. Normalmente es el bando humano el que pone la escenografía, que para eso juega en casa, y da gusto ver como en ninguna partida queda igual que en la anterior. Las piezas se van enganchando unas a otras y van formando edificios semiderruidos y coberturas para ambos contendientes. 

Para el tamaño del tablero de papel del Mars Attack hay escenografía más que suficiente. Si os fijáis en la foto podéis ver bancos, señales, buzones, barricadas de cajas, papeleras, vallas y mucho muro a medio caer. Estupendo para una zona de guerra. Muchas piezas, una vez pintadas, darían un toque estupendo a cualquier juego de ambientación actual, y los muros nos pueden servir para recrear cualquier zona de guerra urbana de cualquier época. No se trata de la mejor escenografía posible, pero es útil y perfectamente configurable dentro de los parámetros del juego. Evidentemente con un poco de trabajo extra podríais usarla para otros menesteres. 

En definitiva, me parece que es un juego totalmente aconsejable para cualquier aficionado al steampunk, el VSF, el pulp o el weird war. ¿Merece la pena por los dineros que cuesta? Todo es relativo, pero ya os digo que no váis a encontrar en el mercado marcianos tipo clásico, no los de John Carter, mejores que los que incorpora esta caja. El uso que le podemos dar al resto de miniaturas hace que todavía sea más apetecible la compra. 
Por otro lado, aunque no es el objetivo de esta entrada, el juego en sí es divertido y dinámico, nada complicado pero con lógica. En un escueto libro de reglas viene todo bien explicado y trae escenarios para que te canses de jugar.  Muy recomendable. 

Hasta la semana que viene. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...