martes, 26 de mayo de 2015

Regreso a Venecia: Asesinos para Carnevale

Hacía mucho, mucho tiempo que no aparecía en nuestro blog nada de Carnevale. Lo cierto es que es un juego que a pesar de tener ciertos elementos muy interesantes no ha llegado a cuajar de la manera que se esperaba y el último kickstarter que montaron ni siquiera llegó a sus objetivos básicos.

Creo que la gama de miniaturas era, en un primer momento, muy escasa. Algunos buscamos miniaturas alternativas en otras gamas, pero el no llegar a jugar con continuidad al juego hizo que abandonáramos el proyecto. Una verdadera pena, por que en Albacete había y hay una buena mesa de juego que recrea la ciudad de Venecia que se encuentra en La Mazmorra del Androide (no perdáis la oportunidad de visitarla).

El tema es que al final terminé con dos miniaturas que compré para este juego, pero de la gama de Freebooter, dos asesinos que encajan perfectamente en el contexto de Carnevale.


La primera de ellas es una asesina. Quizás es una bailarina en sus ratos libres, o viceversa. Viste con ropas caras de fiesta, algo que es propio de los patricios y de gentes adineradas. El puñal en su mano izquierda está a punto de asestar un golpe certero, mientras que la máscara en la mano derecha deja patente que la asesina antes de acabar con su víctima quiere que esta conozca su cara. 




El otro individuo es mucho mas siniestro. Se cubre con capas hechas con remiendos y sus ropas están sucias y manchadas. Su máscara es de cuero marrón, aunque nunca se la quita en presencia de extraños. Al igual que la chica antes presentada, lleva un arma en la mano izquierda, aunque en lugar de un puñal lleva una pozoñosa daga reverdecida por el veneno que con regularidad extiende sobre su hoja. A este tipo mejor no cruzarselo en una calle oscura, pues mataría a su madre por unas monedas.





Y como siempre, nos gusta dejar alguna fotografía adicional en la que se mezclan los personajes que os presentamos en las entradas. Ambos personajes circulan por las calles de Venecia buscando a sus víctimas, pues es de necios pensar que sus actos no siguen un plan predeterminado. Eso sí, si sus manos las guían los adinerados Patricios, los siniestros sacerdotes de Dagon, los inquietantes Dottores del Ospedale o los lúmpenes que se organizan en el Gremio es algo que nunca sabremos...



¡Nos vemos pronto!

martes, 19 de mayo de 2015

In Her Majesty's Name - Los Medjai 2ª parte

Hace unas semanas os dejamos con la primera entrada dedicada a los Medjai, para In Her Majesty's Name. Esta semana vamos a terminar con los dos últimos integrantes de la banda y a presentar las reglas de juego.


No todos los Medjai son gente del desierto. Algunos miembros de esta sociedad son colonos o proceden de familias de militares, como es el caso de Bruce T. Brown y de Olivia Cuningham.


Bruce Tobias Brown procede de una familia media de Chicago. A pesar de no hablar mucho de su pasado, sabemos que se crió en algunos barrios de la ciudad poco recomendables, dónde aprendió a defenderse y las reglas que rigen la ciudad. Desde muy joven se mezcló con algunos elementos peligrosos de la ciudad y aprendió con ellos toda clase de trucos. Al cumplir los 20 años, tras una etapa de excesos se vio envuelto en un turbio asunto con dioses mucho tiempo olvidados, que lo llevó a contactar con los Medjai.


Su dominio de la escopeta recortada y su determinación lo hacen un personaje imponente y resuelto, un agente valioso para los Medjai.



Olivia Cuningham es la hija mayor de un oficial británico venido a menos. Su padre, David Cuningham llegó a ser un explorador famoso del ejército colonial británico. Su hija vivía en Londres, viendo a su progenitor sólo de tanto en tanto, pero soñaba con seguir sus pasos. La muerte en extrañas circunstancias de su padre y la incapacidad del ejército colonial para resolver el suceso llevó a Olivia a las tórridas arenas de Egipto. Allí entabló amistad con Bruce y fue ayudada por los hombres de Nazir para descubrir por que murió su padre. Lo que Olivia no podía esperar es que el asesino fuera un sacerdote egipcio de hace mas de 5000 años...



Olivia es altamente competente con el rifle de caza de su padre. Sus clases de tiro en Inglaterra, a pesar de ser algo poco ortodoxo en la formación de una dama, le han servido para convertirse en una letal francotiradora, con el rifle de caza mas preciso de El Cairo.


Ahora ya tenemos la banda completa. Un buen puñado de gente valiente y competente... pero no os lo creeríais si no os muestro las reglas.


Las reglas de los Medjai propuestas son las siguientes (pinchad en la imagen para verla a mayor resolución):

Las dos espadas de Nazir funcionan como un arma con +4FV y Pluck -1 (coste de 11 puntos).

Ahora sólo necesitamos encontrar dónde se esconde el siniestro Akhenaton, aunque algo se habla de un oscuro bar de shisha en Gizeh, frecuentado por encapuchados con túnicas amarillas mal disimuladas bajo viejos ropajes de campesinos...


martes, 12 de mayo de 2015

In Her Majesty´s name: Los Inmortales de Koschei I

Koschei el Inmortal, ilustración de Iván Bilibin. Fuente Wikipedia. 

Hola a todos:
In Her Majesty´s Name es un juego de escaramuzas ambientado en la época victoriana y de estética steampunk. Tecnología de vapor y todo tipo de artefactos de mecanismo de relojería, mezclado con poderes místicos, a su vez mezclado con un orden mundial en el que el Imperio Británico es hegemónico, pero cuya Pax Britannica no es tal. Sociedades secretas, espías, científicos locos, alemanes con zombies (como siempre ultimamente), vampiros, franceses, ingleses coloniales, ingleses anarquistas, ingleses aventureros... Así que pensé en hacerme rusos, que dan mucho juego. Voy a hacerme una banda de IHMN de rusos, dije.

Lo primero fue elegir las miniaturas de tropa básica, los que reciben los tiros, rayos y gases sin decir ni "mu". Tras mucho buscar, encontré en Empress Miniatures una empresa asociada, Tsuba, que hace unos rusos de la Guerra Ruso-Japonesa, que son un primor. Las miniaturas no son caras, y, sinceramente, tienen buen nivel. El acabado de las miniaturas es bueno, con pocas líneas de molde y pocos accidentes de fundición. Con lo que no estoy de acuerdo es con las siete libras de gastos de envío. ¿Diez euros para que te envíen un sobre? 

A los chicos de North Star Miniatures les compré la parte restante de la banda, a excepción del líder. Esta consiste en un blister de Artizan Designs, de su gama Thrilling Tales, ambientada en una época más Pulp. El blister se llama los Cosacos de Koschei. Pensé que llevar una chica podía ser interesante, al señor de las dos pistolas lo pondría como líder (luego no), y al calvo... No sabía que hacer con el calvo. También compré en North Star un oso y dos guepardos. Lo de los guepardos es otra historia, vamos a hablar sólo del oso. Yo quería una miniatura de un osaco enorme para que fuese en la banda de los rusos. La alegoría de Rusia representada por un oso, tal cual lo leéis, pura novedad. Me da igual que no sea el descubrimiento del fuego, un oso a la carga es genial en cualquier mesa de juego. También tenía claro que los rusos participaban de los conocimientos místicos y la magia, o al menos buscaban su apoyo. No quería meter a la clásica Baba Yaga, así que decidí que un mago mercenario de Europa Occidental los acompañase. Y la figura elegida fue esta, se llama Edmund Lucas, y también es de Artizan.  

Ya teníamos a casi todas las piezas sobre el tablero. Es entonces cuando un amigo que anda por los lares de este blog, se va a Inglaterra, y nada más llegar, antes casi de instalarse, lleva su entrada del Salute 2015 de Londres. Obviamente, le encargamos algunas cosillas ("¡No vengas nunca, que te arruinas!", me dijo), y entre ellas al que va a ser el líder de esta banda, el Barón Loco de Copplestone Castings. Esta miniatura lleva el nombre de un personaje histórico de sanguinaria fama, pero que es un anacronismo si jugamos a IHMN, pues su época es la Guerra Civil Rusa. Como bien opinan algunos blogueros, la miniatura quizá debería ser más militar, pero a mí me viene que ni pintada como líder, a pie y a caballo, de unos aguerridos rusos. Sucede, entonces, que tenía que romper el anacronismo que supone, y ahí es donde entra la ilustración de Bilibin que tenéis al principio, Koschei el Inmortal, el que tiene su alma dentro de una aguja, y esta dentro de un huevo, pasando por conejo, pato... hasta que llega a un cofre. Este tío de Copplestone es perfecto para hacer de Koschei. 

Después de todo este rollo, vuelvo a los chicos de Tsuba. Han sido pintados como tropas siberianas de la guerra Ruso-Japonesa de 1905, lo más parecido posible a unas láminas del libro de Osprey Men at Arms 414, The Russo-Japanese War, 1904-1905. Así que, los muchachos que derraman su sangre por la Madre Rusia, que fallecen por la causa y la gloria de otros, ya están pintados y listos para pasar a la acción.

Veamos a los chicos, que mucho hablar pero pocas fotografías:


Las ocho miniaturas se dividen en cuatro que formarían el grupo de mando, dos oficiales, sargento y cabo, y luego cuatro soldados rasos que se lanzan con convicción hacia el enemigo con la bayoneta calada. 

Todavía no les he puesto nombre a ninguno, pero pronto habrá que aclamarlos por sus heroicidades. 
Los soldados que componen esta unidad de élite son elegidos especialmente por su valor y arrojo. 
Aunque ya no puedan correr como antes, el cabo y el sargento no dejan de arengar a sus muchachos para que carguen contra el enemigo. 
Los oficiales rusos asignados a esta misión han visto como muchos de sus hombres caían en acción. Sangre cedida con gusto para mayor gloria del Zar. 
Bien, ya tenemos por aquí a más de la mitad de la banda. Ahora falta hilar una historia que cuadre, aunque aún hay ciertas cuestiones abiertas: ¿Llegará alguna vez el Barón Loco de Inglaterra? ¿Qué hacer con el calvo del blíster de Artizan? Pues bien, para hallar la solución de todos estos enigmas deberéis de esperar a la próxima entrada de los Inmortales de Koschei. Para que la espera se os haga más amena, ahí os dejo un vídeo promocional de la banda:


Saludos a todos.

martes, 5 de mayo de 2015

Civiles en una guerra sin fin

Hacía tiempo que no presentabamos miniaturas pulp. Esta vez nos alejamos de supervillanos y zombies o bichos sobrenaturales y lo que presentamos es un grupo de civiles muy práctico para partidas dónde el elemento narrativo sea mas importante.


Las miniaturas proceden de un blister de la marca musketeer encontrado en una tienda de Madrid. Son ideales para representar civiles de el periodo de entreguerras.

Señora con traje y sombrero. Estilo del principio del siglo XX.

Este tio podía ser un extra en la peli Chinatown.

Un chico joven, parfecto para representar alguien correteando
por todo el terreno de juego.

No podía faltar un tipo serio leyendo su periodico. Bien
podría ser un mafioso o simplemente un mirón.

Un ciudadano con su gabardina al brazo. Su llamativo bigote
pelirrojo lo puede hacer pasar como europeo del norte.


Nos despedimos no sin antes poneros una foto de unos civiles junto Churchill y un general británico. Estas miniaturas son la guinda de muchas partidas, suponiendo la diferencia entre un juego linear o un arco narrativo interesante.

Hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...