martes, 29 de mayo de 2012

Astianacte, Titán Warhound


Marte es el santo mundo-factoría que actúa de capital de todos los Adeptus Mechanicum. Allí viven millones de humanos cuyas tareas, incluidas las mas insignificantes, permiten el correcto funcionamiento de las máquinas de guerra conocidas como Titanes. Aunque en origen se cree que los Titanes fueron diseñados y ensamblados en Marte las sedes de las diversas Legiones (que suelen abarcan unas decenas de máquinas de guerra) han quedado esparcidas a lo largo de toda la galaxia. El mundo factoría de Metalica se encuentra dentro del Segmentum Ultima, situado en una de las partes más peligrosas de la galaxia, cerca de la del Imperio orko de Charadon, de forma que en Metalica y los demas sistemas cercanos viven en un constante estado de alerta ante las amenazas de invasiones de orkoides.


La Legio Metalica (tambein conocidos como Cráneos de hierro) es uno de las más antiguas y más estimadas Legiones de Titánes dentro de la Collegia Titanica, uno de los poderosos brazos militares de los Adeptus Mechanicus. Hay muy poca información en los registros Imperiales sobre la fundación de estas Legiones, aunque se cree que fueron creadas antes de la Era del Imperio, durante la Era de los Conflictos. Si se sabe que son veteranos de siglos de conflictos, precediendo incluso a la Guerra de Unificación de Terra y la Gran Cruzada.




Titán Warhound junto a una miniatura a escala 28mm. ¡Impresiona!


De entre todas las máquinas que forman los Titanes, los de la clase Warhound son los mas pequeños y ágiles. Especialmente diseñados para actuar tanto contra máquinas mayores y contra pelotones de infantería con sus poderosas armas. Además su pequeño tamaño le permite ser fácilmente transportado en pequeños transportes intrasistema.


El culto a Ommnisiah, el Deus Mechanicus es el culto al Dios-Máquina que siguen todos los miembros del Adeptus Mechanicus. El Ommnisiah posee todo el conocimiento y está presente en todas las máquinas, por lo cual estas son consideradas como objetos divinos.

Los Titanes son, por tanto reverenciados tanto por su poder terrenal como por su poder espiritual. La aparición de una de estas máquinas en un planeta puede ser definitiva para cambiar el rumbo de una guerra.


El símbolo del Adeptus Mechanicus, también
utilizado para indicar culto a Ommnisiah. 

El primer paso ante cualquier miniatura de resina, como este Titan de ForgeWorld es limpiar a conciencia las piezas con agua y detergente, para eliminar el lubricante de la salida del molde que haya podido quedar en la pieza.
También es recomendable revisar las piezas y comprobar que no estén dobladas. Si alguna pieza lo está, se pueden enderezar con agua caliente o un secador de pelo convencional hasta darles la forma correcta.

Una vieja foto del montaje de las patas del Titan.

Yo comencé montando y pintando los pies del Titan, tras lo cual pasé a montar las patas. Empleé una imprimación negra, una capa base de marrón y luego fueron pintadas con rojo sangre. Las partes metálicas se pintaron con gris metalizado o con bronce (para referencias, Rojo Sangre, Metalizado Bólter y Latón Bronce, todos de Citadel).
En estos modelos altos tambien es recomendable taladrar y fijar con alambres bien las piezas que soportarán mas peso.

El siguiente paso es la imprimación y el montado del Cuerpo. Para ello utilicé un spray de imprimación rojo de Army Painter sobre las piezas mayores.

Vista desde el flanco derecho, poco antes de terminar el
pintado de las áreas mayores y de  incorporarle las armas.
Vista desde el flanco izquierdo del Titan.
Volviendo a las patas, llenas de detalles, pasé a pintar los blindajes:


La pata izquierda lleva el Águila Imperial modelada. Elegí pintarla en color hueso,
por que armoniza bien con el color rojo vivo de fondo, y además contrasta con el bronce.


La pata derecha tiene un bandeado de negro y amarillo, que tan buenos resultados da.
Se le añadieron desconchones y chorretones de óxido, como al resto del modelo.


Vista de una de las patas por detrás, mostrando los servos y la maquinaria que
permite el movimiento de las piezas.


Tras el montaje de las partes pertenecientes al grueso del cuerpo, pasé a pintar y montar la cabeza y los brazos.

El centro de mando: La cabeza del Titán.

Para las partes interiores del Titán decidí emplear un color metalizado oscuro, que fue iluminado seguidamente con un metalizado mas claro o azulado. Tras pintar la cabeza pasé a pintar el Princeps y los Moderati, que fueron pegados en su posición final después de ser pintados.


Vista de la cabeza del titán. La cubierta se puede quitar y poner con facilidad.


El Princeps Gregorius Van Halen es el comandante de la máquina. Los Princeps de la Collegia Titanica son individuos excepcionales capaces de soportar y dominar el enlace directo que conecta los sensores y controles del titán con su mente. No sólo son ellos los que comparten una conexión hombre-máquina con el titán, los Moderati acompañan al Princeps y controlan armas y sistemas.


El Princeps del titán. La UIM (unidad de impulso mental) le permite el control de la poderosa máquina.


El Princeps no podría controlar todos los sistemas del Titán sin la presencia de los Moderati.
Las patas del titán es, normalmente, una visión terrorífica para la infantería enemiga.
El arma izquierda es un mega-bólter modelo Vulcan, capaz de acabar con pelotones completos de infantería fuertemente blindada en unas pocas ráfagas. El arma está controlada por un servidor de disparo instalado en la base del hombro. A pesar de ser un arma temible para la infantería es casi completamente inútil contra otros titanes, por lo que es considerada un arma secundaria, útil para acabar con los especialistas enemigos que puedan amenazar a la máquina.

La munición del Vulcan es de 14000 proyectiles, mas que suficiente para diezmar ejércitos completos.


El arma derecha es un cañón de plasma especialmente diseñado para fundir los vehiculos enemigos mas pesados en una bola de energía incandescente. Dado que el Titán está alimentado con un reactor de Plasma modelo XIV, la munición del cañón es virtualmente ilimitada.


El poderoso cañon de plasma, los campos electromagnéticos que confinan el
plasma en su interior emiten una brillante luz azulada.
En el blindaje izquierdo los servidores-iconografistas del Adeptus Mechanicus incluyeron una vista de la galaxia desde un planeta situado en su periferia. Tambien se incluye el simbolo del Collegia Titanicum, marcando la situación de Marte en la galaxia.


Representación artística en un lateral del Titán. Aunque los murales y los iconos
son comunes en titanes de la clase Warhound, es raro encontrar estas
pinturas en maquinas de guerra mayores.
En el blindaje derecho se incluye el simbolo de la Legio Metalica (modificado, mostrando un planeta cuarteado en lava de fondo) y el nombre del Warhound. El nombre de Astianacte significa "el que reina en la ciudad", posiblemente hace referencia al papel de cazadores y hostigadores que juegan los titanes pequeños y veloces como este en los entornos urbanos.


El planeta evidencia la fragilidad de un mundo frente a la poderosa Legio
Icono de la Legio Metalica.
A pesar del continuo cuidado de los tecnosacerdotes, la exposición a los entornos
mas hostiles logra  arañar y marcar la pintura de la máquina.
El interior del Titán no es un sitio confortable, los espacios son angostos y los artilleros son servidores especiales que se integran directamente con los mecanismos de control de las armas.

Un servidor de disparo. Estas criaturas son seres humanoides, creados a partir de
ingenieria genética y desarrollados en tanques de crecimiento artificial. Posteriormente sus
cuerpos son equipados para que desempeñen sus funciones.
Los servidores se encargan de controlar y disparar las armas en caso de que los Moderati  les cedan el control.
En la cabeza los artesanos graban los iconos de los capítulos y ejércitos junto con los que ha participado el titán, como los Ángeles Oscuros, Puños Imperiales, la Guardia Imperial de Cadia...

La iconografía es siempre un elemento importante en el imperio;  los iconos permiten trazar la historia de esta máquina.
Aunque los Warhound no son los mayores titanes (de hecho son el modelo mas pequeño), su uso supone un cambio de escala en el campo de batalla. Su armamento flexible y versatil permite emplearlos tanto contra la infantería y los vehículos enemigos como contra otros titanes mucho mayores.

Como curiosidad, son dos Warhounds los titanes que guardan la Puerta de la Eternidad, la entrada única y última al Santuario del Emperador, el Trono Dorado.


Vistas del Titán  Warhound Astianancte de la Legio Metalica.


















martes, 22 de mayo de 2012

Americanos para SOTR

Cuando decidí empezar con una fuerza estadounidense para Secrets of the Third Reich me pase un buen rato buscando miniaturas. Al final mi elección se debatía entre la infantería americana con abrigos largos de Artizan y la gama oficial (con armaduras y mascaras de gas) de West Wind, decidiéndome por la segunda y su aspecto "weird". 



Siempre que empiezo un nuevo proyecto intento que no se parezca al anterior, uso colores distintos, uso otras técnicas de pintura y busco formas nuevas de texturizar las bases (manía personal). Una vez me decidí el soldado Smith se presento como voluntario para la prueba de pintura y contento con el resultado animó a los demás. Ahora las fotos.

Operador de radio Smith, el primero entre muchos.

Comandante de pelotón .

Cabo francotirador
Si sois entendidos en uniformes militares observareis que no son exactamente los colores oficiales de los uniformes, a excepción del caqui, pero si la guerra continua en 1949 y Francia es un desierto nuclear infestado de zombis tengo derecho a tomarme alguna licencia. 

Packed .30 Cal 

Browning Automatic Rifle

Con Hellboy

El 13º de infantería en acción.






Si os gusta prometo publicar en un futuro más fotos con algunos elementos de apoyo (mech). Saludos y hasta la próxima.

martes, 15 de mayo de 2012

Guerra en las trincheras V: Cabos sueltos



Hola a todos:
Como en anteriores ocasiones, me dirijo a vosotros para que conozcais nuestro trabajo. Hoy, sin embargo, era el día en el que iba a cerrar el ciclo que he dedicado a nuestra escenografía sobre la Gran Guerra. Han sido, con este, cinco artículos bastante ricos en contenido y cargados de imágenes, y puede parecer demasiado. Sin embargo, aunque no podemos estar hablando siempre de lo mismo, aún quedan muchas cosas de las que hacernos eco en este proyecto, y todavía no es hora de cerrar el círculo. Quizá en los meses que vienen os muestre un poco más, o quizás cierre la colección en el sexto número. Ya se verá.
Comenzaremos por cosas que nos hemos ido dejando en el tintero, entre ellas los accesorios que construimos para completar la escenografía:
Todos ellos se caracterizan por estar elaborados con materiales reciclados, restos y materiales recogidos. Otrora, quizá, formaron parte de otros proyectos, pero acabaron formando parte de este, perfectamente adaptados. Veamos:

Unos maravillosos árboles defoliados, calcinados por los bombardeos y por los gases corrosivos:



Alambre de espino y barricadas de sacos terreros y material de deshecho:


Algunos parapetos, restos de edificios, muy buenos para una posición de artillería o un mortero:


El sistema de fabricación de todos ellos es sencillísimo. El más curioso quizá sea el del alambre de espino, que es mosquitera, cortada hilo a hilo. Una vez que tienes las tiras cortadas, lo único que tienes que hacer es enrrollarlas sobre la estructura que hayas preparado previamente. No tiene más inconveniente que el  plástico de la mosquitera cuesta pegarlo con cianoacrilato, y quizá brille el pegamento cuando se extiende por la superficie ya pintada. No hay problema, se vuelven a ensuciar aquellas zonas y ya está. En varios ratos hicimos más de treinta secciones de quince centímetros de alambre de espino. Los sacos terreros están realizados con masilla Das Pronto. Se pueden hacer a toneladas, y a muy bajo coste. Algún día tenemos que plantearnos hacer un tutorial con todas estas cosillas. Pero sigamos:
Algo más complicado fue la fabricación de los postes de telégrafo. Están realizados con madera de balsa para los listones superiores, taladrada y con cabezas de alfiler en los agujeros. A su vez van clavados y pegados a un palo de brocheta, no de bambú, de pino. El cable es plástico de los troqueles sobrantes del despiece de miniaturas de plástico, calentado con un mechero y estirado:


Una fuente estupenda, realizada integramente con restos de cartón pluma de diversos grosores, un poco de efecto agua de Woodland Scenics y un palillo:


Un tumefacto cementerio, con muros corroidos por la humedad, pequeño y repleto. Terreno sagrado que corre paralelo a nuestra catedral y se esconde tras el intacto campañario:


Una vista cenital de nuestro cementerio:


Veamos como queda la combinación de muchos de ellos sobre el terreno:

El camposanto con su salida hacia la plaza. tras su muro Norte, el campanario y un viejo poste de telégrafo inutilizado.

Una vieja casa de labor, destrozada por los bombardeos y las llamas, con toda la techumbre de madera desaparecida, y los muros convertidos en escombros hasta casi sus cimientos. A continuación, una foto de su interior, con algunos materiales que no ardieron en el incendio:

Me despido ya de vosotros. Hoy ha sido uno de esos días en los que uno se da cuenta de que la planificación se ha quedado corta, y que aún queda mucho por contar. Todos estos detalles que os hemos mostrado hoy, siempre los hemos considerado menores en la escenografía que hicimos para la Gran Guerra. De hecho, si os fijais, vereis que algunos están corruptos por toques o detalles para otros juegos, como puede ser el SoTR. Pero en fin, sin ellos, la mesa hubiese quedado incompleta, sin alma, y os aseguro que no hay gente más feliz que nosotros cuando nos afanamos a desplegar semejante cantidad de material para echar una partida con nuestros sufridos e inmortales soldados.

Soldados franceses avanzan a través de la tierra de nadie hacia posiciones enemigas.
Miniaturas pintadas por Rafa Vidal.

Un abrazo a todos.

martes, 8 de mayo de 2012

Reequipando unos viejos cosacos

Desde la salida del juego Infinity (Corvus Belli), allá por 2005 me ví atraído por su gama de miniaturas. Por aquel entonces sólo había 3 cajas de inicio, correspondientes a Panoceanía, Yu-Jing y Ariadna. Entre lo que mas me atraía del juego era la estética de ciencia ficción de las miniaturas, así que para mi sorpresa terminé comprándome la caja de inicio de Ariadna, que es la facción que representa a los descendientes de la primera nave espacial de colonización, perdida tras su llegada a un planeta frío y boscoso, aunque rico en materias primas.

Uno de los detalles que me llevaron a la compra de estos ariadnos fue el contraste entre tropas tecnificadas, con tecnología puntera contra unos tipos con fusiles arcaicos y unos cuantos trucos de guerra de guerrillas. Por aquel entonces las tropas ariadnas estaban limitadas a los kazaks de linea y algunos pocos mas. Las miniaturas poseían unas proporciones bastante mas correctas que las del archiconocido Warhammer 40.000, aunque ahora podemos sacarles algunos fallos.

Mis primeros ariadnos, pintados hace, a fecha de la entrada, algo menos de 6 años. A pesar del
tiempo las miniaturas me siguen pareciendo muy buenas, aunque el pintado se quedó obsoleto.
El pack de inicio primigenio de Ariadna. Ademas de Kazaks de línea contenía un scout y un cosaco veterano.
La gama de Kazaks de línea se componía de los cuatro modelos de la caja (3 de ellos disponibles en blíster mas el exclusivo, el tipo del teléfono), un Kazak con ametralladora pesada y una Kazak con un lanzamisiles. Aunque se trataba de unas miniaturas con un buen acabado Corvus Belli decidió reesculpir la gama de Kazaks de línea, sacando un nuevo pack de inicio.

Los kazaks del nuevo pack sólo eran 3 modelos, que ganan en los detalles a sus predecesores.

Personalmente me gustan mucho los viejos Kazaks, pero los nuevos me gustan aún mas; por lo que no podía dejar que cogieran polvo mientras los nuevos juegan todas las partidas (ademas que las opciones de HMG y Lanzamisiles sólo estan disponibles en los viejos modelos).

Por eso me decidí a reconvertirlos al nuevo uniforme, en la medida de lo posible. Eliminando el gorro de cosaco y modelando un gorro de lana ya tienen mucho ganado. Como miniatura de prueba escogí al cosaco con teléfono, miniatura que tenía repetida. Además decidí cambiarle el fusil por un lanzagranadas ligero, una opción de juego que me gusta mucho, junto con otro camarada haciendo las veces de observador de artillería.

Los colores escogidos para el uniforme han cambiado de los azules-grises invernales de 2006 a los tonos khaki, marrones y verde oliva actuales. Personalmente creo que con estos sencillos cambios ya ha ganado bastante la miniatura.

Kazak reconvertido al nuevo uniforme. Ha sido reequipado con un lanzagranadas ligero y un
walkie-talkie viejo y obsoleto pero funcional y resistente para recibir las coordenadas de disparo.
Dos cosacos nuevos con el viejo. Mantienen la escala y aunque el equipo se nota distinto
al pintarse con los mismos colores dan la sensación de estar bien uniformados.

Visto el resultado creo que lo que tengo que hacer es ponerme con los otros 6 que me quedan.

sábado, 5 de mayo de 2012

¡10000 visitas!



Pues si, quien lo iba a decir, pero tras siete meses del comienzo de este blog hemos alcanzado la redonda cifra de 10.000 visitantes.

Si, sabemos que no es el primer blog que lo consigue, ni el mas rápido, ni el mas bonito estéticamente, ni mucho menos el que mas se actualiza, pero es un pequeño proyecto para dar a conocer nuestras modestas miniaturas, si a alguien le puede interesar, le llama la atención o simplemente disfruta mirando nuestras miniaturas o leyendo nuestras parrafadas nosotros nos sentiremos encantados y satisfechos. Todo esto nos anima a seguir creando.

Gracias a los que nos han visitado en este corto inicio. ¡Nos vemos mas adelante!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...