martes, 24 de junio de 2014

La Venganza de Caine: Parte II

Estamos en Eastwind, el puesto comercial dónde Caine ha ido a cobrarse venganza sobre Amón, el monje que le hizo morder el polvo en la entrada titulada Vapor y Sangre mas alllá del Rio Negro.

A modo de resumen, El combate está en su parte mas crítica. Los Warjacks han comenzado a repartir golpes sobre las tropas enemigas y los Warcasters se esfuerzan por encontrar el punto en el que las defensas de su rival estén bajas.

¿Podrán imponerse los veloces menitas del desierto sobre la escuadra de Magos Pistoleros cygnaritas?

Turno 4:

Cygnar: Terminamos el turno anterior con la embestida del Cruzado al Cazador, causando daños severos sobre su blindaje y sus sistemas. Los Magos Pistoleros concentran sus disparos sobre el Cruzado, causando daños ligeros. Algunos de los disparos están imbuidos de energía cinética extra, para alejar lo mas posible al siervo pesado.


C: A pesar de que pueda parecer lo contrario, Caine sabe que las cosas no van mal. Está en una posición excelente para poder dominar el centro de la zona de combate y lo hace demostrando que su habilidad con las pistolas es mayor que su fama. Con unos disparos acaba con varios idrianos, antes de teletransportarse a un lugar seguro.




C: El Lancero y el Centinela esperan quietos, constituyendo una buena defensa, una línea sobre la que Amon no se atrevería a cargar.



C: Por último el equipo de Tulip, Cassidy y Custer acaban con los últimos idrianos. Ahora sólo quedan dos monjes en pie.



Menoth: la perdida de los idrianos hace que la partida se ponga seria de verdad, tengo que trabar a los especialistas en cuerpo a cuerpo en combate cuanto antes si quiero tener alguna posibilidad.


M: Amon se concentra en los cortex del Cruzado y el Derviche de su izquierda (asignando 3 y 1 puntos de concentración respectivamente) y mantiene el hechizo sinergia. Sabiéndose seguro, avanza hacia el cetro de la mesa junto al otro monje. El plan es eliminar la resistencia ofrecida por los Magos Pistoleros entre los edificios y rodear a Caine antes de aplastarlo.


M:  Por otro lado Amon pretende enviar al derviche mas cercano a eliminar en cuerpo a cuerpo al equipo de Tulip, Cassidy y Custer, o al menos a intentar reducir sus fuerzas.


M: El derviche entra en combate con Tulip y Custer, decidido a hacerles papilla a base de golpes. Aunque debido a la perdida de varios mecanismos del brazo estos esquivan lo que queda de sus espadas sin esfuerzo. Amón observa con impotencia cómo los magos pistoleros se zafan de su destino con el Warjack, y desearía haber contado con una simple unidad de zelotes bien pertrechados de granadas...


M: Con Amon controlándolo, el Cruzado reduce al cazador a base de golpes de su maza, convirtiéndolo en una pila inerte de metal deformado.


Turno 5:

Cygnar: Caine cree ver un momento clave para poner en jaque a Amon. El Lancero ha quedado en el arco trasero del monje y aunque sus siervos están operativos y pueden inhabilitar al Lancero, decide preparar el terreno para trabarlo con el monje menita. El lancero carga contra el siervo que protege a Amon, esperando causarle grandes daños, lo que consigue de forma parcial. No pasa nada, lo importante es que el combate vaya acercándose poco a poco al líder enemigo.



C: Custer y Tulip se alejan tranquilamente del Derviche enemigo. Separados unos metros y fuera de las rocas, vacían sus pistolas junto con Cassidy sobre el siervo, que queda destruido. El Centinela avanza para cubrir a estos tres personajes, poniéndose en medio de cualquier sorpresa que pudiera tener guardada Amon.


C: Caine dispara sobre el Cruzado, pero no logra mas que chamuscar las capas externas de blindaje. Necesita mas potencia en sus pistolas, o mas concentración.




C: Los Magos Pistoleros se están viendo sobrepasados por el Cruzado, un siervo pesado al que es muy difícil hacer mella. Una de ellos intenta huir del combate cuerpo a cuerpo y es golpeada por la espalda, cayendo muerta al instante. A la desesperada disparan sobre el siervo pesado, causando daños ligeros. No podrán aguantar mucho tiempo así.




Turno 5 Protectorado de Menoth:

Menoth: A pesar de las bajas causadas al enemigo las cosas no están a favor de Menoth, Amon sabe que tiene que eliminar a Caine y ¡tiene que hacerlo ya!.



M: El Devoto esta bastante tocado y el Derviche mas alejado prácticamente inutilizado, ¡es el momento de que Amon use su cadena armada! otorga un punto de foco al cruzado y se prepara.


M: El monje sigue a su mentor y traba a otro cygnarita, dispuesto a mandarlo a Urcaen de un solo golpe.


M: Amón intenta eliminar a base de bolazos a lo que queda de la unidad de Magos Pistoleros, aún así son afortunados y consiguen no caer derribados, por el momento...


M: El derviche avanza hacia los Magos Pistoleros restantes sin más consecuencias que interponerse y evitar su movimiento. La jugada estrella de parte del Cruzado, que corre hasta Caine buscando trabar al warcaster y amenzand su integridad con un posible golpe final... ¡se aprecia tensión en la cara del Capitán!


Turno 6:

Cygnar: No cabe duda de que cuando mejor te van las cosas debes esperarte lo peor. Caine estaba, en cierto medida, dominando el combate, pero un despiste en su flanco derecho le ha llevado a quedar trabado con un siervo pesado enemigo, ademas de perder varios hombres y al Cazador. El flanco izquierdo está dominado por su unidad de Magos Pistoleros de Asalto, pero se encuentran demasiado lejos cómo para poder ayudarle, o para poder poner a Amon en jaque. Debe de sobreponerse a las adversidades y concentrar sus fuerzas, por lo que los Magos Pistoleros de la Unidad de Asalto y el Centinela, se ponen en marcha raudos para apoyar a sus compañeros en el centro del poblado.


C: El lancero se mueve para golpear a Amon, como Caine ha descuidado la distancia no dispone de foco este turno y no podrá potenciar las habilidades del siervo, resultando en un intento frustrado de herir al monje. Aun así queda trabado en combate, lo que sirve para restarle movilidad a Amon.



C: Caine no puede arriesgarse a ser golpeado por el cruzado, ni con 5 puntos de foco sobrealimentando su armadura arcana. Necesita que sus tropas puedan neutralizar al siervo. Lanza un silbido mientras esquiva torpes movimientos del Cruzado.



C: Uno de los magos pistoleros decide arriesgar su vida para ayudar a su capitán. Logra zafarse del Derviche, que asesta un espadazo que apenas corta el aire y se situa en la parte trasera del Cruzado. Experto en el uso de las pistolas en cuerpo a cuerpo, el Mago se concentra en un disparo de daño brutal, que sumado a las consecuencias de atacar por la espalda, destruye la caldera del Cruzado. ¡Este hombre se ha ganado algo mas que una medalla!.



C: El falco parece perdido. Caine no puede avanzar por él si arriesgarse a sufrir un golpe de sus enemigos. Deberá buscar otro camino para avanzar.



C: Decide buscar resguardo junto a Custer y Cassidy, mientras estudia las posibilidades de poder derribar al monje, que está a punto de dejar fuera de combate al Lancero.


Turno 6 del Protectorado de Menoth:

Menoth: Amon estaba rabioso, colérico y furioso. Caine se había zafado del Cruzado por culpa de un sólo Mago Pistolero. Además tenía al Lancero cygnarita intentando asestarle golpes (sin mucho acierto). Se volvió y con varios golpes de su bola con cadena hizo tambalearse al Lancero. En apenas unos segundos, un siervo sin mella quedó reducido a chatarra por la furia del warcaster.



M: El resto de menitas (el monje y los warjacks supervivientes) poco pueden hacer esta vez. Estan muy ocupados con sus propios combates y no quieren recibir un ataque por la espalda al abandonarlos. El Derviche consigue eliminar a los dos últimos Magos Pistoleros, mientras que el joven Monje de la Orden del Puño se cerciora de que el flanco esté asegurado.


Turno 7:

Cygnar: Con Amón libre de foco al haberse centrado en dar muerte al Lancero, es la oportunidad de Caine de intentar dar caza al escurridizo monje. Sabe que está a gran distancia, pero Caine es un veloz Warcaster así que se concentra y desenfunda sus pistolas, corre por detrás de la casa hacia Amón...



C: ...para en un último impulso teletransportarse directamente junto al Warcaster enemigo. Ahora sólo tiene que hacer valer su capacidad de acertarle en cuerpo a cuerpo con las pistolas a Amón, cosa que no resulta dificil, pues la habilidad de virtuoso permite emplear su superior habilidad de disparo aún en rangos cortos.


C: Caine acierta a Amón con un disparo potenciado con toda la energía arcana que su armadura es capaz de generar. Amón no puede evitar el impacto y es derribado y queda inconsciente junto a unas cajas de los comerciantes locales. Caine revisa sus pistolas y se acerca para comprobar si Amón aún vive.

A pesar de la dureza del combate, sabe que le debe una y cierto código de honor entre enemigos evita que el pistolero remate al monje a sangre fría.

La derrota de hoy ya es una herida que tardará bastante tiempo en cerrarse en el orgullo de Amón. Además podríamos contar que el verdadero objetivo de Caine no es el poderoso monje, pero eso es otra historia...



Por último quisieramos agradeceros a todos vuestra visita por haber leído hasta aquí. Si os ha gustado la historia nos encantaría que nos lo hicierais saber, pues seguro que nos animáis a publicar nuevas. 

¡Recibid todos un saludo desde los confines de Immorien!

martes, 17 de junio de 2014

La Venganza de Caine: Parte I

El Capitán Allister Caine estiró su brazo derecho mientras empuñaba sus fieles pistolas de llave arcana. Había repetido este gesto mas de un millón de veces, y cada vez que lo realizaba su pistola encañonaba precisamente al objetivo que su ojo hubiera tomado. Caine no fallaba sus disparos.

Tras él, una unidad de élite de Magos Pistoleros de la tempestad Arcana esperaba la orden del Capitán para comenzar su despliegue alrededor del puesto comercial que, según rumores, había servido cómo refugio de Amon Ad-raza y sus Nómadas del Viento. Caine esperaba el amanecer con ansia. Esta vez sabía que su objetivo volvería a su guarida acompañado de sus perros Iridianos, y no quería que sus prisas arruinaran su meticuloso plan de ataque.


En el margen derecho del Río Negro hay pequeños puestos de comercio. Estos puestos viven, sobre todo, del intercambio entre las tribus del este, los comerciantes menitas del sur y los contrabandistas cygnaritas del río. Son comunidades aisladas y pacíficas. Su designación como territorio franco para el comercio lo hace un objetivo para saqueadores y piratas, pero tanto los mercaderes cómo los exploradores de las potencias vecinas se esfuerzan por mantener estos enclaves a salvo, pues, saben que muchas familias de ambos lados del río dependen del flujo de mercancías.


El puesto de Eastwind es poco mas que una aldea sin amurallar. Los edificios son viejos, pero funcionales. Dos familias de mercaderes se han asentado aquí y comercian con comida, telas, armas e incluso queroseno y piezas de hierro. El pequeño arroyo, afluente del río negro, les proporciona una fuente de agua para beber y regar los escasos campos que rodean al puestecillo.

Allister Caine sabía que entre estos mercaderes había algún contacto de los Iridianos y para llamar su atención no dudó en mandar desplegar varios siervos de vapor en las colinas cercanas. Los mercaderes, recelosos por naturaleza, actuaron cómo el pistolero esperaba y unas horas después del amanecer la partida de guerra de Amon y su séquito llegaban a la aldea por el camino opuesto.



En esta partida presentamos el intento de venganza de Allister Caine, que volvió a Cygnar magullado y derrotado tras un reciente encuentro con Amon Ad-Raza (podéis leer el combate previo en la entrada Vapor y Sangre mas allá del Río Negro). Caine ha llamado la atención de Amon al adentrarse en un puesto comercial de simpatizantes del Protectorado con un pequeño grupo de siervos y magos pistoleros. Amon no va a permitir que el molesto pistolero amenace a sus aliados y está decidido a ahuyentar o acabar con Caine.

El objetivo de la partida es eliminar al warcaster enemigo (Caine desea venganza, Amon acabar con Caine de una vez por todas).

Terreno y despliegue:


Héctor, despliegue Cygnarita: Tras la derrota de Caine sentía la necesidad de volver a pedirle a mi amigo Álex que cruzáramos nuestras miniaturas en el desierto una vez mas. Esta vez volvería con un Caine mejorado y usaría la versión épica del mismo (y he de decir que esta fue la primera vez que la empleé); y al fin podría alinear a una unidad de magos pistoleros con su oficial, junto a la unidad de asalto de magos pistoleros de cosecha propia (pero que uso con las reglas, como es lógico, de la 13ª Negra).
Pero basta de palabrería, que aquí habéis venido a escuchar el sonido del metal rompiéndose a base de martillazos. En el flanco izquierdo de mi zona de despliegue situé un Centinela junto al Capitán Allister Caine. Sabía que en un principio Caine no tendría mucho sentido que desplegara allí, pero la alta movilidad del warcaster me pareció suficiente cómo para permitirme desplegarlo en solitario, en un flanco que amenazaría sólo con su presencia.


C: En el flanco derecho situé al equipo de asalto de magos pistoleros. Cassidy Tulip y Custer tendrían su oportunidad de demostrar de que material están hechos los pistoleros cygnaritas.


C: En el centro y a pesar de lo angosto que se presentaba el paso entre los edificios de enfrente, situé a la unidad de magos pistoleros, acompañados por un Lancero con el que Caine podría prestar algo de ayuda.



Alejandro, despliegue Menita: En esta partida yo amplie mi ejercito añadiendo una unidad completa de idrianos junto al líder trival y el guia. La lista de Amon goza de una gran movilidad, algo rompedor y revolucionario para una facción lenta de base como es el protectorado. Así que basé mi despliegue en la movilidad de los siervos junto al Warcaster, en el centro de la mesa.


M: Amón favorece inmensamente el uso de siervos ligeros, especialmente los orientados al cuerpo a cuerpo. En partidas anteriores los derviches actuaron de manera excelente ya que con los hechizos de Amón se convierten en una especie de misiles propulsados por vapor armados con dos espadas enormes. El resto del battlegroup lo componen un devoto y un cruzado, aportando protección para mi warcaster (frente a ejércitos con tanta capacidad de disparo un devoto vale su precio en oro, y mira que pesa...) y fuerza bruta respectivamente.

Aunque el alcance de las armas de proyectil es muy limitado en este juego, nunca debes fiarte de un cygnarita, especialmente de Caine y sus magos pistoleros; es por eso que Amón y sus siervos ligeros comienzan la partida tras una duna.


M: El monje de la orden del puño es un solo extremadamente rápido y con una defensa excelente. en partidas anteriores funciono muy bien moviéndose por el flanco y atacando en el momento oportuno. el cruzado esta posicionado en una zona donde la linea de visión es bastante limitada y que ofrece un buen camino hacia el centro de la mesa.


C: Una vez desplegados los menitas me quedaba situar a mis unidades con la habilidad de despliegue avanzado: el Cazador y el Hermano capitán Adepto de los magos pistoleros. El cazador fue situado en el centro, frente al cruzado, de manera que esperaría poder soltarle un buen dispar al siervo enemigo y, al menos, poder darle un buen susto a Amón.



C: El hermano capitán adepto fue situado un poco mas avanzado que el equipo de asalto, en el flanco derecho. Frente a él estaban los tres siervos ligeros de Amón (dos Derviches y un Cruzado), pero quizás el sólo pudiera abrirse paso hasta poder asestarle un disparo al monje.


M: Turno de desplegar a la unidad de idrianos, que vuelven a pelear contra cygnar tras las úlitmas victorias. Desplegaron formando una pantalla frente al resto de la fuerza, la idea no era usarlos como un muro de carne sino ampliar el rango de amenaza, condicionando los movimientos del rival. El elevado movimiento de estos me permitiría cambiar de posición sin gran dificultad.



M: El guía escogió como presa al capitán mago pistolero por su proximidad. Un solo seria fácil de eliminar y me permitiría seleccionar otra presa rápidamente.



Turno 1:

Cygnar: Antes del primer movimiento, dado que Caine cumplía con los dos primeros requisitos de su lista temática, decidí redesplegar al centinela, armado con una ametralladora de cinta, a un lugar dónde pudiera tirotear a muchas mas iridianos que el flanco en dónde se encontraba. Acto seguido Caine empleó su concentración en el Lancero y el Centinela, pues el Cazador estaba siendo supervisado por el Oficial de Magos Pistoleros. Necesitaba que tomasen buenas posiciones frente a los esquivos menitas.




C: El hermano capitán adepto avanzó hasta detrás de uno de los puestos de comida y disparó sobre uno de los Iridianos, eliminándolo con un destello cegador.


C: El Cazador hizo lo mismo con otro iridiano que se encontraba a su distancia de tiro.


C: El lancero y el Centinela corrieron hacia el flanco derecho. Sabía que ambos serían mucho mas útiles frente a los Iridianos que frente a un siervo pesado.


C: La unidad de asalto de Cassidy, Custer y Tulip avanzó por las piedras, que les proporcionarían cobertura y por extensión la habilidad de sigilo.


C: La unidad de magos avanzó por el callejón, cubriéndose. Quizás esta decisión fue un error pues constriñió en gran medida la capacidad de disparo de esta unidad.


C: Caine avanzó hasta la retaguardia de los magos. Allí podría proporcionarles un apoyo mágico y mantenerse a salvo de la avanzadilla menita.

Fin del turno de Cygnar.

Menoth: Allá vamos, comienzo el turno con un punto de foco en cada siervo y las ideas claras. Decido empezar por los hostigadores que avanzan hacia el capitán con un claro objetivo, debido a la posición totalmente expuesta tras el movimiento, el jefe tribal decide que es el momento de tirarse cuerpo a tierra para evitar que sus hombres sean diezmados.



M: La orden de tirarse a tierra no interfiere con el disparo, así que tres iridianos pueden y no pierden la oportunidad de hacer fuego sobre él. El objetivo es un blanco difícil por su alta defensa y el puesto de comida tras el que se parapeta, por eso deciden concentrar el fuego, y entre fuego y palabras malsonantes en idriano el capitán adepto se va a los brazos del advenedizo Morrow en Urcaen.



M: El guía selecciona como nueva presa el Cazador y dispara el resto de la unidad de iridianos al mismo, no obstante el cazador es un siervo veloz y esquivo, y no logran alcanzarle.


M: Amon sepone en marcha y lanza movilidad y avanza sobre la colina buscando la imágen de Caine entre los edificios. Los derviches corren hacia el enemigo a gran velocidad mientras que el centro lo protege el cruzado. En cuanto al devoto, se coloca junto a su controlador atento a cualquier amenaza.



M: El monje se desplaza sigilosamente tras el estruendoso siervo pesado con el fin de no llamar la atención.


M: Y tras completar las activaciones lanzo una plegaria a Menoth esperando no recibir demasiado castigo. 


Turno 2:

Cygnar: La vida de un Capitán de los Magos Pistoleros suele ser arriesgada y aunque confiaba en su alta defensa al final el destino le ganó la partida con una bala de unos iridianos. Este turno sería perfecto para el reposicionamiento de las tropas a la espera de la llegada de los menitas. El equipo de asalto de Magos Pistoleros se encontraba a cubierto y protegidos por la habilidad sigilo, con lo que no corrían riesgo al quedarse quietos este turno (ademas el derviche no podría cargar contra ellos, al haber un obstáculo alto entre medias).



C: Caine avanza al otro lado de los edificios, para prestar ayuda mágica a sus siervos, no sin antes apoyar con sus hechizos también a sus compañeros de la Tempestad Arcana. Los magos deciden tomar posiciones frente a una eventual carga enemiga, y se logran llevar por delante a un iridiano. Es el momento del Cazador, que intenta disparar al cruzado pero falla el tiro.

No es necesario avanzar ni exponerse, dejemos que se acerquen ellos...


Fin del turno de Cygnar:

Menoth: Es el momento de empezar la acción. Amon coloca  tres puntos de concentración en el derviche a la derecha y uno en el cruzado, quedándose dos para lanzar Velocidad. El plan es fácil, lanzar al derviche a por el Cazador causando el máximo daño posible y consiguiendo una posición amenazante. El Cruzado se limitara a correr detrás de sus compañeros mas ligeros para una segunda oleada.



M: Inicio las activaciones con la unidad de idrianos para aprovechar las lineas de tiro antes de avanzar con los siervos. La idea es buena y el resultado malo, pues apenas arañan el blindaje de sus siervos.


M: Lo mejor para el final, gracias al hechizo Velocidad lanzado por Amon, el derviche con tres puntos de foco carga  una distancia total de 9´5 pulgadas al Cazador. Un siervo como el derviche, armado con dos potentes hojas es suficiente para acabar con muchas amenazas poco blindadas y aunque no causa demasiados daños al siervo enemigo si que consigue inutilizar el sistema de movimiento. El resultado lo podéis ver en la próxima imagen:


Turno 3:

Cygnar: Esta vez espero poder contar con todas mis energías para asestar el primer golpe al enemigo. El Centinela y el Lancero están en una buena posición...


C: El centinela avanza para ametrallar a los idrianos, cosa que es difícil por la elevada defensa y la baja habilidad del siervo. A su lado Tulip y Custer abren fuego sobre el derviche y logran arrancarle de cuajo los dos brazos.


C: Un nuevo intento de disparo del cazador, que logra zafarse del Derviche menita vuelve a fallar. Creo que la suerte hoy no está con los Magos Pistoleros, que quedan enfrascados en un combate a disparos en distancias muy muy cortas, muy incómodas para estos virtuosos de las armas de fuego.


Turno 3 Menoth

M:  El derviche adelantado se desplaza ligeramente ha su derecha (risa malvada de Amón al fondo) y ataca a los magos pistoleros, pero la velocidad de estos y la ausencia de puntos de concentración impiden que acierte a nada, la defensa de estos cygnaritas es tremendamente elevada (Nota: esta muy bien eso de cargar 9,5 pulgadas pero si avanzas tanto como para salir del área de control de tu warcaster te quedas vendido).


M: Viendo la destrucción que el equipo de Asalto de Magos Pistoleros puede provocar, los idrianos concentran su fuego en salvas coordinadas sobre estos, que aprovechan la cobertura que le ofrecen las rocas para salir ilesos. Por otro lado el Derviche (manco) se mueve a otra posición donde al menos pueda cubrir a Amon de mas disparos.



M: Y ahora e por qué de la risa malvada: el Cruzado embiste al Cazador haciéndole volar hasta el edificio de enfrente. El brutal impacto termina lo que empezó el Derviche dejando solo funcional el hacha del siervo cygnarita.


M: Y con esto concluye mi tercer turno.Contra un ejercito con tal potencia de fuego es imprescindible acortar las distancias lo más rápido posible e intentar minimizar su ventaja. Hasta ahora creo que se han portado bastante bien, en especial los siervos de Amon.

Final del turno 3... 

C: Esta vez los siervos menitas han conseguido su objetivo, trabar en cuerpo a cuerpo a los Magos Pistoleros. No obstante a pesar del sobresalto de ver un bicho de una tonelada de vapor corriendo hacia ti, los veteranos Magos Pistoleros se sobreponen al miedo y recuerdan su entrenamiento específico para situaciones de combate cuerpo a cuerpo.



Han comenzado los primeros golpes, los warjacks se enfrentan entre ellos y los warcasters esperan pacientes... ¿conseguira Caine cobrarse venganza o será Amón el que logre la victoria de nuevo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...