martes, 20 de septiembre de 2016

Shasvastii UV

Vuelve Infinity al blog y vuelve con los esquivos, malignos y retorcidos Shasvastii, las tropas de infiltración por excelencia del Ejército Combinado.

Esta vez nos hemos alejado del esquema de color original y hemos querido jugar con la pintura y los efectos. Por un lado se ha buscado las iluminaciones cálidas y frías de manera desigual en los dos lados de la miniatura (izquierda y derecha) intentando lograr un efecto OSL bastante difuso pero realista. Por otro hemos querido aprovechar el potencial de las pinturas fluorescentes y hemos aplicado efectos fluorescentes sólo visibles bajo luz ultravioleta en la armadura. ¿Queréis ver cual es el resultado?

Soldados-semilla, sus brillantes ojos en las oscuras cuencas no presagian nada amistoso.
Trío de soldados-semilla. Son la base de cualquier grupo de Shasvastiis, pues permiten cubrir zonas y actuar como centinelas cuando son requeridos. Sus cuerpos parecen frágiles, pero su dureza radica en su semilla-embrión, un órgano por el cual el Shasvastii creará una copia idéntica suya que se alimentará de su cuerpo hasta el momento de su nacimiento, tras el cual retomará la misión encomendada al Shasvastii progenitor.

Caliban, armado con un feuerbach y con pose triunfal sobre una karakuri de manufactura YuJing.
Los Caliban Shasvastii actúan como ingenieros. Son tropas mucho mas resistentes que los soldados-semilla, sus cuerpos son mejorados genéticamente y son capaces de llevar mejores blindajes y armas mucho mas pesadas.

Asesino Especular, el verdugo por excelencia del Ejército Combinado.
Elige a su presa y se acercará tanto que cuando esta se de cuenta ya será demasiado tarde. 
Aquellos que conocen a los alienígenas que el Ejército Combinado emplea contra la humanidad suelen temer a los Asesinos Especulares, pues dominan el arte del disfraz y el subterfugio cómo ninguna otra criatura conocida. Sus cuerpos están modificados para confundir a los sensores biométricos, sus trajes simulan ropa, piel o armaduras con igual facilidad, siendo casi indistinguibles y por último su conducta es tan parecida a la de su presa que hace imposible distinguir a un suplantador del original.

Amortajado, un infiltrador que se vale de su camuflaje termoóptico para sembrar el caos entre la vanguardia enemiga.
Los Amortajados constituyen una de las tropas mas temidas por los humanos. Son capaces de llegar hasta las líneas enemigas sin ser detectados y en ese momento comienzan a causar el mayor número de bajas posibles sin piedad ni remordimientos. No es que supongamos que los Shasvastii los tuvieran, pero los Amortajados son aún mas despiadados si cabe.

Un Maligno, al igual que el amortajado posee un camuflaje que lo hace casi indetectable, pero este disfruta de abatir a sus objetivos desde la lejanía, con su fusil de francotirador, para volver a desaparecer como un fantasma tras cada baja.
Los Malignos son especialistas del camuflaje que combinan con sus armas de largo alcance. Su táctica es esperar indetectables hasta el avance enemigo, momento en el cual escogen al objetivo mas valioso, un oficial, un VIP, el soldado de mayor carisma del grupo, y lo abaten desde la seguridad de que el caos sembrado le permitirá volver a desaparecer. Llamarlos malignos es casi un eufemismo.

Pero no sólo habreis leído hasta aquí para que os caliente la cabeza con lo que son o no son los Shasvastii. Evidentemente son unos alienígenas peligrosos, armados y con mala uva, pero como os hemos contado queríamos darle un aspecto aún mas terrible, y que mejor que hacerlos fluorescentes:


La pintura fluorescente (Vallejo Game Color) es muy interesante para estos efectos. Nosotros la aplicamos sobre una capa de blanco para que los puntos de la miniatura destaquen mucho (esos que parecen como LEDs en la armadura, o el arma monofilo de la Asesino Especular) aunque también hemos hecho una mezcla de la pintura fluorescente con un poco del verde que hemos empleado para la armadura, haciéndola mas apagada pero aún así llamativa. El contraste de la piel de estos Shasvastii con la armadura es muy interesante también (con luz natural).




Espero que os haya gustado la entrada, al menos por original. Sólo me queda deciros que estas miniaturas están en venta (contacta con nosotros para conocer los detalles) y que además si os gustan podemos ampliar el grupo con las que deseéis del catálogo de Infinity.

Sólo recordad que podéis seguirnos en nuestra página de Facebook, dónde además de nuestras miniaturas ponemos noticias e información que nos llega y que creemos que puede ser de interés para vosotros: Freakland Scenics

¡Un saludo!

martes, 6 de septiembre de 2016

Frostgrave: Freakland en Felstad: Por un puñado de euros...

Esta entrada vuelve a indagar en el juego Frostgrave que Osprey está explotando tan bien (recordad que ya han salido 2 ampliaciones y en noviembre de este año aparecerá la tercera), no desde el punto de vista de las reglas o el universo que desarrolla el juego si no en dónde más nos duele: el bolsillo.

Desengañémonos, los juegos de miniaturas no son baratos, los precios de las miniaturas suelen ser elevados y es necesario siempre el desembolso de una buena cantidad de miniaturas para poder comenzar a jugar. Evidentemente hay diferencias y aunque las comparaciones son odiosas, no podemos dejar de pensar en cuanto cuesta un ejército para jugar a Warhammer 40.000 o Warhammer Batallas Fantásticas y cuanto necesitamos para jugar a Frostgrave.

Frostgrave es un juego de fantasía medieval clásica, con un pequeño número de miniaturas por bando (11 normalmente, 13 ó 14 en casos excepcionalmente raros) lo que ya es un gran punto a favor si buscamos un juego que no suponga un desembolso grande de dinero. Como el juego se centra en un mundo de fantasía clásico hay cientos o miles de miniaturas distintas que potencialmente pueden usarse, desde los clásicos de Citadel que ya hemos visto en este blog como las que North Star ha editado para el juego, pasando por el ingente catálogo de Reaper, el más que recomendable catálogo de Hasselfree Miniatures o el de Otherworld Miniatures, que siempre nos deja encandilados con sus miniaturas.

En Frostgrave hay dos tipos de miniaturas, los lanzadores de hechizos (magos y aprendices) y el resto. De magos y aprendices Emilio nos hablará en breve, así que voy a meterme yo con mi experiencia personal en qué miniaturas usar para los secuaces.

North Star sacó junto al juego una caja de secuaces que por 20 libras nos proporcionaba 20 soldados multicomponente de plástico. Tipos abrigados y con combinaciones de armas suficientes para hacer cualquier perfil que queramos (a excepción del perro), armas de mano, ballestas, alabardas y espadones, entre otros. Para el jugador novato es una estupenda opción, yo incluso participé en la compra de una caja entre 4 personas para luego repartirnos las matrices. La relación calidad precio es estupenda, y os permitirá combinar las piezas sobrantes con otros kits, como por ejemplo los de cultistas de North Star o los milicianos del Imperio de Games Workshop.

Un thug (matón) montado con la caja de secuaces de North Star. Sencillo y económico.
Otro matón, este tiene piezas combinadas de North Star junto con otras de Games Workshop.
Se le han añadido bolsas y sacos, quien sabe si en algún momento llegará a ser un cazador de tesoros.
Los ojos no estaban pintados en el momento de hacer la foto, ¡horror!
Combinando miniaturas de metal con piezas de plástico se pueden lograr resultados interesantes. El estandarte de los
grandes espaderos del Imperio de Games Workshop pasó a empuñar un hacha y una maza. Hará de capitán o de caballero.

Un arquero, aunque mas bien su equipo sugiere que se trata de un rastreador (tracker). Combinación del cuerpo de las
sufridas milicias imperiales y brazos y cabeza de North Star.
 Otra opción es, evidentemente, echar mano de otras marcas. Desde el gigante Games Workshop/Citadel Miniatures, hasta las marcas mas modestas como estos personajes de Game Zone que llevaban años esperando su momento de gloria en una olvidada caja de restos. Sencillos y perfectos para hacer de thugs (matones), peleones y duros, y baratos tanto en el juego como en su compra.

Thugs de Game Zone, en su simpleza está la gracia. Pintados son la turba perfecta.
Para terminar la entrada, y emplazaros a la siguiente, otros modelos muy interesantes como son los no-muertos de Reaper (del que podéis ver aquí un espectro o un lich, pero tienen una gama extensísima) y un ladrón de Otherworld. Si la calidad de estas miniaturas es excelente (y tienen un toque de fantasía retro que a mi personalmente me encanta) el precio es algo mas elevado que el de otras alternativas. En estos catálogos podemos encontrar miniaturas perfectas para representar a personajes carismáticos como los ladrones o a los archienemigos como el Lich Lord. Sin duda si no tuviera limitaciones de presupuesto mi elección sería hacer una banda sólo con miniaturas de este estilo, pero quizás la gracia también está en combinar unas colecciones con otras. 

El Lich Lord ha sido pintado con colores fríos, aunque es posible que necesite algo mas de iluminaciones.
El ladrón es de Otherworld y lo veréis en la próxima entrada.
Esto es todo por esta semana en la que hemos vuelto de nuestras vacaciones. Esperamos veros por Facebook.

Cinco secuaces dispuestos a luchar por unas pocas monedas de oro.
Básicos en el comienzo de las exploraciones en las ruinas de Felstad. 

martes, 26 de julio de 2016

Frostgrave: Freakland en Felstad. La Capitana y el elfo


¡¡Hola a todos!!

De nuevo nos mudamos al fresco de Felstad. Hoy, vamos a hablar una de las nuevas incorporaciones que trajo consigo el suplemento Sellsword, en el que viene el capitán, una espada de alquiler con habilidades especiales y capacidad de mando. Vamos a evaluar su perfil, reflexionaremos sobre qué habilidades ponerle, cómo potenciarlo y también os presentaremos la figura que hemos elegido para realizar tal papel. También, y no menos importante, os presentaremos a su acompañante. 

El capitán suma un aliciente más a nuestra banda de Frostgrave. Es un personaje aparte del mago y del aprendiz, que suma experiencia y evoluciona. Es el único soldado que es capaz de hacerlo. Supongo que los diseñadores del juego no pudieron resistir tanta demanda por parte de los jugadores para que se le otorgara experiencia a otros personajes que no fueran los hechiceros. La verdad es que se echa de menos que el matón que sobrevivió al genio, que sobrevivió al gólem de piedra, que sobrevivió a su vez a las estatuas y a las columanas... En definitiva, que lleva ahí jugándose el cuello todas las partidas, no tenga más recompensa que seguir vivo. Esto no se soluciona con el capitán, pues sólo él subirá experiencia. Además, a alto coste, pues cada partida que sobrevive, cobra, tal cual lo hacían las espadas de alquiler del Mordheim. Éste no va a costes fijos. Cuanto mejor es el capitán, más se lleva, pues cobra su nivel mas 10 en  porcentaje del total de ganancias. Y no, no penséis que lo podéis engañar, pues hay que calcular el total del oro teniendo en cuenta los objetos que vendéis.  Es decir, un capitán de nivel 2 (empieza en cero y su máximo es 10) cobra un 12%. 
A mí, sinceramente, aunque le vea posibilidades, me parece caro, al menos para bandas recién creadas, pues cuesta en origen 100 monedas, y lo menos que nos va a cobrar es un 10% de las ganancias. Al menos es para pensárselo. Otro detallito: si decidís ponerle un objeto, pasará a ser su objeto, con lo cual, si muere o lo despides, no se reintegra al baúl del hechicero. 
Aún así, en mi banda de la bruja de nivel 13, la capitana hace un papelón. Está en nivel 1 y tiene el siguiente perfil: 

M 7/ F +4/ S +1/ A 11/ W +3/ H 12

Como equipo lleva una armadura de cuero, un arma de mano y una daga +1. Esto último ya está contabilizado en el perfil (originalmente F +2). El capitán tiene un perfil más bien mediocre de base. 

Cuando contratas al capitán tienes derecho a hacerle una mejora en el perfil de +1, ya sea en movimiento, lucha, disparo, voluntad o vida ( la salud se modifica en +2). Yo elegí movimiento, pues me atrajo tener un personaje superrápido, por motivos que ahora explicaré.

En el Frostgrave te falta velocidad en innumerables ocasiones. No todas las veces funciona el salto, ni llegas a tiempo a coger un tesoro en disputa, o nuestro amigo el thug está pasando de nuevo un agobio. Y para eso iba a estar esta chica (porque es una capitana), para llegar al sitio. Resulta que una de las cosas más atractivas que tienen los capitanes es que empiezan con unas habilidades especiales, los tricks of the trade. Entre todos los que hay, once, encuentras potenciadores de la lucha, del daño, del disparo, de la voluntad... Hay variedad, de la que eliges dos al principio. Yo escogí para ella el Sprint, que le da +2 a movimiento por un turno y el "coup de grace", que da +2 al daño una vez por partida. La chica era rápida y mortal en nivel cero, pero con el nivel 1 ha mejorado ostensiblemente, pues se puede elegir un nuevo truco (uno que no tenga), y esta vez elegí el ataque furioso, que te da +3 a combate antes de tirar el dado. Puedes usar tantos trucos del oficio como quieras en un mismo turno. Sólo tienes que declararlos. 

Recapitulando: Una señora que se mueve 9" con una acción de movimiento, que puede llegar hasta +7 de ataque, y que, además, puede hacer +2 al daño en el momento oportuno o si se enfrenta con un enemigo recalcitrante, es algo a tener en cuenta en la mesa. Si a eso le sumamos que tiene capacidad de mando, miel sobre hojuelas. 

Y es que resulta que la capitana puede activar a una miniatura que esté a 3" de ella en la fase de soldados para que actúe conjuntamente (hay una habilidad de mando que mejora esta habilidad). La cosa se pone realmente interesante cuando acompañas a nuestro personaje con alguien que sea tan rápido como para seguirle el ritmo y duro como para que atice bien. Un cazador de tesoros, por ejemplo, que tiene M 7 y F +4. Creo que cuando estos dos cargan al combate tienen unos bonos que son realmente espectaculares. 

Ha llegado el momento de presentaros a las miniaturas escogidas para realizar tan gloriosas funciones por las calles heladas de Felstad.


La miniatura tiene algo de historia. Es una figura de la marca Grenadier, y fue modelada allá por finales de los 80 por Julie Guthrie. Si leísteis la entrada que dediqué al caballero, os comenté algo sobre la escala de estos modelos, 25 mm. Aquí os dejo un enlace de la colección a la que pertenece (foto).

Esta miniatura es más pequeña de lo normal, pero esa era mi intención. Una cosa pequeña que corre como una bala por la mesa, que se esconde con facilidad y que es letal. Llamadme loco si queréis, pero esta dama pedía a gritos ocupar el puesto de capitana en la banda. Ahí van unas imágenes de cuerpo entero:


No estoy especialmente orgulloso de la pintura de esta miniatura. No he estado fino en algunos detalles, y es muy mejorable en otros, o al menos esa es la sensación que me ha quedado. Aún así, me ha encantado la expresión. Es una expresión de desafío, una mirada de estrella de cine haciendo un papel, acorde con la pose. Así que así se va a quedar, con sus fallos, pero con su personalidad. 


Una última foto, vista esta vez de espaldas:


Pasemos ahora a hablar del acompañante, una miniatura mucho más conocida. ¿Recuerda alguien a Aenur, la espada del crepúsculo? En noviembre de 1999 se produjo un alineamiento cósmico, y los de la White Dwarf regalaron una miniatura, ¡y qué miniatura! Un elfo espectacular, un miniaturón, y encima, de gorra. La revista era lo de menos. Había que conseguir la miniatura a toda costa, y hubo que echar la carrera necesaria hasta la tienda. Ha sido la única vez que he ido corriendo a comprar la revista en cuestión. El muñeco sólo estuvo en la lista de espera un año, cosa extraña en mí, pues la pinté en diciembre del 2000. La pintura cumple con la mayoría de los estándares que nos marcaba GW en su época. Y así sigue, con su peana verde hecha con serrín, pero con una calidad de pintado que todavía me parece... que está bien. 

Así que Aenur ha emigrado de Mordheim a Felstad, y allí ejerce de mortífero y rápido acompañante de nuestra capitana. Ahí van unas fotos, las primeras de una miniatura que pinté hace 16 años. Por aquellos tiempos utilizaba siempre capa de imprimación blanca. El pintar deprisa ha hecho que me pasara al negro, pero creo que me gustaba mucho más la luz que desprendían las miniaturas pintadas así. Lo de la peana no tiene nombre, pero se va a quedar como está.


La miniatura fue modelada en su día por Brian Nelson, y, sinceramente, por su actitud, postura y rasgos, se puede decir que es una de las mejores miniaturas que ha producido la GW. Aquí os dejo un artículo, en inglés, que salió en una White Dwarf sobre el artista. Y otro más. Este escultor es uno de los mejores que ha tenido el taller de la Workshop. 


En esta fotografía se puede apreciar la fecha, la peana de serrín, y el trabajo hecho con la capa. Eran tiempos en los que se iluminaba todo lo que tuviera relieve, y mi pintura estaba claramente inspirada por el trabajo de muestra que veíamos en las revistas. 


Una de las partes que más destacaban de Aenur era la armadura, cuyo brillo metálico aparecía entre la capa.  

Bueno, se cierra por hoy el chiringuito. Esperamos que os haya servido de entretenimiento veraniego. Si os entra ganeta de Aenur, estoy seguro de que se puede conseguir, teniendo cuidado con el ataque de los clones, en ebay. Probad a meter un capitán en vuestra banda, y si ya tenéis uno, comentad cual ha sido vuestra elección. Esperamos sinceramente que os haya gustado la entrada y vuestros comentarios.



martes, 19 de julio de 2016

Breve repaso de lo sucedido

Hoy no tenemos miniaturas. Al menos no ninguna nueva. Esta es una entrada dedicada a la reflexión. Desde que empezamos en el año 2011 en noviembre hemos publicado más de 200 entradas. No son pocas, sobre todo si tenemos en cuenta que todas nuestras entradas son originales y que intentamos que lo escrito sea tan interesante como lo visto, como las imágenes que os mostramos, y viceversa.

Hemos tenido entradas con distinta calidad, hay que reconocerlo, y es que a veces nuestras neuronas se empeñan en estar mas espesas que de costumbre. También hemos tenido algunas que creo que se merecen ser rescatadas del archivo:
  • Hemos presentado una buena cantidad de miniaturas. Desde las space-opera de Infinity hasta los clásicos de Citadel de épocas con menos medios y mucho mas entusiasmo:
















  • Compartimos con vosotros un divertido juego de coches, nuestra versión albaceteña del Death Race y que tenéis preparado para su descarga en el siguiente enlace: LADA - Death Race
  • Hemos presentado una batería de máquinas de guerra en miniatura, ¡y funcionan como las de verdad!

  • Hicimos unos marcadores para humo y otros vapores para Warmachine, que podeis descargar aquí.

  • Os hemos hecho participes de unos cuantos reportajes de partidas jugadas, entre otras:
.
  • Hemos enseñado algunos de nuestros proyectos, como la colosal mesa de Ypres que podeis repasar en las cinco entradas: Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4 y Parte 5.


Lo cierto es que hemos alcanzado las 100.000 visitas en este 2016, y aunque no estamos en nuestro momento mas prolífico estamos siempre maquinando nuevas ideas. Si seguís nuestras publicaciones, desde finales de 2015 (diciembre, para ser exactos) hemos tenido un importante parón en el ritmo de publicación. Motivos hay varios: dispersión geográfica, falta de tiempo... lo cierto es que las ganas no nos han faltado nunca y si nos seguís en Facebook podeis comprobar como seguimos subiendo fotografías de nuestros proyectos, en distinto grado de consecución.

¡Gracias por acompañarnos en estas 100.000 visualizaciones!

Esperamos veros de nuevo por aquí a todos.
- Los componentes de Freakland

lunes, 11 de julio de 2016

Frostgrave: Freakland en Felstad. El Caballero del Bonillo.


Hola a todos:
Nuestro verano sofocante nos lleva a tierras imaginarias más frías, las de Felstad y el Frostgrave, juego en el que tengo que ir pensando en poner todo el metal en el asador. Ya no sirve contratar unos matones y un perro para acompañar al hechicero. Es la hora de bárbaros, templarios, caballeros y cazadores de tesoros. Así que he decidido sumirme bajo el calor (led) de los flexos para pintar una miniatura adecuada al oficio que muchos han ostentado, pero pocos han merecido. Os presento a Hans, el Caballero del Bonillo:

Hans, o Juan, es un caballero joven cuyo espíritu de lucha es inagotable. Aquí lo tenéis preparado para rechazar el ataque del pincel cuando intentábamos terminar la peana. 
La miniatura es preciosa. Para ser sincero, es una de mis favoritas. Un caballero cuya expresión linda entre la absoluta determinación para enfrentarse al peligro, y el pavor que provocan las abominaciones con las que se encuentra. La miniatura es de la difunta casa Grenadier, que allá por finales de los ochenta y principios de los noventa lanzaba el Fantasy Warriors, un juego en muchos sentidos mejor que el WHFB. Igual que VHS venció al BETA y al 2000 siendo peor, así pasó entonces. Pero eso no quita para que maravillosas figuras modeladas por Nick Lund y Mark Copplestone todavía continúen en el mercado. Estas miniaturas se pueden conseguir, a buen precio, en varias tiendas online. Nosotros conocemos una asentada en España, Campaign Game Miniatures, y la que tiene los moldes, esta vez en Italia, que se llama Mirliton Miniatures. Esta última tiene casi toda la gama de Fantasy Warriors. Si sois fans del Frostgrave, no dejéis de visitar estas webs, vais a encontrar auténticas maravillas. 

Aquí tenéis un tríptico de nuestro caballero, recién terminado, en la mesa de trabajo. 
Hay que tener cuidado con el tema de la escala y Grenadier. Las miniaturas del juego Fantasy Warriors de humanos, bárbaros, elfos y enanos; los no muertos y los orcos, son de 32 mm, con lo cual casan perfectamente con las miniaturas de Frosgrave o con las de Otherworld miniatures, con las de Reaper; también con los antiguos aventureros de Citadel. Sin embargo, si ahora que se han puesto de moda los "oldies",  compráis miniaturas más antiguas de Grenadier, ya sea de la gama Dragon Lords o de la gama Julie Guthrie´s Personalities, tened en cuenta que la escala no da. Son antiguas, y su tamaño ronda entre los 25 y los 28 milímetros estrictos, con lo que se quedan pequeños para el estandar actual. Hay verdaderas obras maestras, pero dudo que tengan uso más allá del coleccionismo. 
Para terminar, un momento para la técnica de pintado. El metal tiene base negra. Sobre ella se ha pintado con pintura plateada al alcohol. Después se ha oscurecido mediante una aguada negra con el Chaos Black de Citadel. A partir de ahí se han ido iluminando las luces acordes al brillo que la armadura puede recibir de un foco cenital. Los cambios de color, ya sean latones o azules metálicos, se han realizado con acrílico. El latón es de Vallejo Model Color, con luces en acero natural de Vallejo y latón, y toques de la plata al alcohol. El azul se consigue diluyendo algo un metal de pintura americana y aplicándolo como si fuera una veladura, para posteriormente volver a iluminar con plata en las zonas que se necesita. 

Como despedida, os dejo una galería de fotografías de nuestro protagonista de hoy con algunos de los miembros de su banda. Aunque están hechas en unas malas condiciones de luz, vienen bien para que os hagáis una idea de como va quedando la banda y como cuadra nuestro Hans del Bonillo con el resto de personajes.

Fotografía de cuerpo entero del caballero con la maga sigilista al fondo. 

Otra perspectiva del caballero. Ya conocéis a todos los infantes que se ven al fondo. 

En esta imagen aparecen Cuernecitos y Hans. Los pesos pesados en combate cuerpo a cuerpo han hecho de esta banda algo muy respetable. 

De izquierda a derecha, y enfocados: Cuernecitos, Verdemán, el Aprendizo y Hans. 

Detalle, demasiado grande, del escudo que nuestro caballero lleva a la espalda. Es un freehand inspirado en una de las variantes del escudo de la localidad de El Bonillo, en Albacete. Darle esos golpes de suciedad, con los que no estoy contento, me ha dolido en el alma después de lo limpio y bien que quedó el trabajo. 

El caballero y la hechicera. El que el caballero mueva poco, sólo 5" lo hacen el compañero ideal para evitar sorpresas. Tener un peso pesado siempre como escolta limita los movimientos tácticos, pero es un perfecto enroque.

Espero que os guste la entrada. Feliz verano a todos.
¡Síguenos en Facebook!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...