lunes, 31 de diciembre de 2012

Dronbots, Remotos polivalentes para Panoceania

Dronbot es el acrónimo de Dron Robot, unidades semiautónomas que se pueden optimizar para realizar funciones diversas. Los Dronbots, como todos los Remotos poseen una limitada Inteligencia Artificial que rige su comportamiento en combate. Sus decisiones no conocen el miedo, aunque sus patrones de tácticas si contemplan maniobras de evasión y retirada, pues su blindaje es mínimo.

Dronbot, el remoto mas usado por los ejércitos panoceánicos.

Los Dronbots se crean en serie, a partir de diseños funcionales y modulares, de manera que sus reparaciones son sencillas y rápidas, incluso en pleno combate. Los Dronbots se diversificaron en cuatro modelos especializados:

Modelos Pathfinder (izq.) y Sierra (der.)

I - El Dronbot Pathfinder, equipado con sensores de corto y medio alcance; antenas, receptores de radio y de enlaces de red, ademas de con un módulo repetidor de hackeo, lo que le permite descubrir con gran eficacia a unidades enemigas ocultas.

II - El modelo Sierra cumple su función de vigilancia gracias a sus sensores de reacción situados alrededor de todo su casco. Armado con una potente ametralladora, se convierte en una pesadilla para las unidades enemigas. Adicionalmente incorpora módulos lanzagranadas y minadores.

Modelos Clipper (izq.) y Fugazi (der.)

III - El Clipper es el modelo de Dronbot equipado con lanzamisiles guíados, un arma que le permite operar desde la retaguardia y que, gracias a un observador avanzado puede destruír casi cualquier vehículo o estructura enemiga desde una posición segura.

IV - El Fugazi es el último modelo de Dronbot, mas veloz y ligero, pero carente de armamento ofensivo. Su papel es de actuar como un repetidor móvil, permitiendo a los hackers aliados ampliar su rango de acción hasta dónde lo necesiten.


Dronbot Sierra, un elemento de vigilancia de última generación.
Los Dronbots son la primera generación operativa de remotos militares panoceánicos. A pesar de que los modelos mas recientes superan con creces a los Dronbots, es la facilidad de producción y de reparación lo que hace que se mantengan estas unidades.

Detalle de los patrones de camuflaje de un Fugazi. La pintura de
este Dronbot es capaz de cambiar su color, mostrando patrones urbanos.

Numeraciones de cuatro Dronbots.
En una partida de Infinity, siempre es interesante el emplear unidades tecnológicas de este estilo, no sólo a nivel de juego, por la combinación de reglas que tienen estos Dronbots, si no por que visualmente son parte de la esencia del juego. Representan las tropas militares de un futuro no muy lejano, no soldados, si no insensibles robots, incapaces de sentir compasión cuando disparan el enemigo.

Vistas de los Dronbots, listos para entrar en combate.
Esto ha sido todo por hoy. No obstante con esta entrada abrimos un nuevo año en Freakland Scenics, con muchas ganas de enseñaros miniaturas y demás historias, y esperando que os gusten tanto como a nosotros nos gusta hacerlas.
Sólo nos queda desearon un buen comienzo de este 2013, y que sea mejor que el pasado año.

martes, 25 de diciembre de 2012

Oficiales británicos en una guerra sin fin

Teniente Coronel Richard Dutton

R. Dutton en África, 1936.
Archivo de la Royal Navy.
Fotografía de Dutton,
tomada en 1948, Holanda.
Richar Dutton nació en 1902 en Liverpool. Hijo de una familia de clase media y menor de 4 hermanos. Al cumplir los 16 y apenas un par de meses antes de que terminara la Gran Guerra pudo ingresar en el ejército inglés. Sus destinos le llevaron por todo el mundo, viajando por los territorios coloniales británicos, dónde ademas consiguió ascender en la jerarquía, gracias a una excelente visión táctica de las contiendas.

Dutton y un oficial de aviación en Egipto, al fondo una pirámide.
Antes de el estallido de la Segunda Guerra Mundial, estaba destinado en África, dónde comandaba un pequeño destacamento de soldados en la frontera de Egipto con Sudán. Posteriormente coincidió con Montgomery en los últimos días de la campaña de Túnez y fue ascendido a Teniente Coronel durante el ascenso de las tropas aliadas por Sicilia.
Tras desembarcar en Italia peninsular fue destinado de regreso a Inglaterra, para coordinar las operaciones de invasión de Normandía, en las que no participó. En 1947 se le ordenó tomar el mando de diversos pelotones diezmados, tanto de infantería como de paracaidistas, agrupándolos y reinstruyendolos en pelotones listos para volver a Europa continental.
A finales de ese mismo año, Dutton consigió establecer una avanzadilla en Middelbourg (Holanda), desde dónde preparar la reconquista de Europa, a la vez que es una zona protegida de los ataques zombies.

Dutton, con su impoluto uniforme de la campaña africana.

David O'brien, Sargento del Servicio Aéreo Especial

D. O'Brien, en un recorte de una foto de
un viejo periódico. Libia, 1943.
David O'Brien es uno de esos hombres forjados en las ardientes arenas de Libia, en eternas escaramuzas del Special Air Service sobre las columnas del Afrika Korps dónde sobre Jeeps armados diezmaban, baja a baja, las filas alemanas.
O'Brien es un superviviente. Herido en diversas raids, abandonado en dos ocasiones a su suerte por las tropas aliadas, siempre ha superado las situaciones mas adversas.

El Sargento del S.A.S. O'Brien Es responsable de buena parte de los éxitos militares de Dutton. Este hombre ha dirigido decenas de operaciones de sabotaje vitales para el avance del grueso de las tropas aliadas en África y en Sicilia.

O'Brien con un uniforme del SAS, caracterizado por su boina caqui.

Cuando Dutton volvió a Inglaterra, O'Brien fue nombrado su ayudante, no sólo por sus méritos de guerra, si no por la amistad que une a estos dos hombres. Junto a él ha dirigido las operaciones de infiltración que han permitido el desembarco en Holanda, y actualmente sus esfuerzos se centran en mantener la seguridad de las zonas afectadas por el V-gas.

Dutton y O'Brien imparten órdenes a una escuadra de paracaidistas.

Oficial de comunicaciones Max Sutherland.


Veterano Teniente de la 1ª división aerotransportada, participó en la fallida operación Market-Garden, cuando los aliados pensaban que tenían en su mano ponerle fin a la guerra. De eso hace ya 5 años.

Ahora está asignado a la comandancia del Teniente Coronel Dutton, dónde sigue encargandose de mantener vías de comunicación abiertas dónde quiera que se necesite. Un trabajo nada sencillo, pues las detonaciones atómicas y las zonas radiactivas interfieren con los aparatos de radio, muchas veces dejándolos inservibles.

Of. Sutherland, con casco de paracaidista.
Y aquí termina la entrada de esta semana, dedicada de nuevo a los juegos pulp weird, y en concreto a Secrets of The Third Reich 1949.

O'Brien, Dutton y Sutherland. Veteranos oficiales de campo.

martes, 18 de diciembre de 2012

Tarzán cumple 100 años


TARZÁN CUMPLE 100 AÑOS
Hoy os presentamos, acompañadas de unas reflexiones e historietas, tres miniaturas. Todas ellas son de Reaper miniatures, y de una calidad excelente. No busquéis este pack, no lo vais a encontrar, pues el señor de la jungla viene acompañado de su chimpancé, mientras que el león hace pareja con una leona. Reunidos para esta ocasión, forman un trío espectacular, con el que homenajeamos a Tarzán en su centenario.  Espero que os guste.

Tarzán y sus compañeros, Jar Bal Ja y Chita
El título de esta entrada me hace gracia porque me acuerdo de la película de Carlos Saura y protagonizada por Rafaela Aparicio. En fin, bromas aparte, en octubre, nuestro personaje ha cumplido 100 años.
Tarzán es un tío que vive en la jungla con un taparrabos y una mona. Visto así, siglo XXI, podríamos pensar que es un zoofílico trastornado que se ha escondido en la selva para poder estar a sus anchas. Pero no, eso no es así.
Jar Bal Ja, aunque es un león maduro, conserva todo su poderío físico.
Tarzán es un arquetipo de hombre. De hombres. Es un superviviente, un huérfano indefenso que se convierte en el rey de la selva. Es un pragmático, no un nihilista, un superhombre nietzscheano, que, como buen europeo (y lord inglés), domina y ordena a su antojo siguiendo su ideal de justicia.

Otra fotografía de nuestro fantástico trío, con el curioso chimpancé abriendo la marcha

¿Puede la presencia de un hombre ser causa de colonialismo? Tarzán es el ejemplo máximo de colonialismo,   pues la presencia de un solo blanco, hace que toda la fuerza de la naturaleza, toda la selva, todo el ecúmene de su alrededor, varíe y se tenga que adaptar a él.

El viejo Jar Bal Ja, fiel aliado de Tarzán desde los acontecimientos narrados en
"Tarzán y el León Dorado"
También es un ejemplo absoluto de determinismo social. Tarzán es un Lord inglés, hijo de lord, de la casa Greystoke. Y claro, en contra de lo que Mark Twain promovía en su Príncipe y Mendigo, Tarzán es así porque no puede ser de otra manera. Da igual que te críe una mona, si eres un jodido lord inglés de cuna, harás cosas grandes.
Chita, entre la realidad y la ficción, siempre compañero inseparable
Tarzán, si algo es, es un mito. Es la primera película que vio mi padre, al cual llevó su padre a verla al viejo cine Astoria de Albacete. Tarzán y su hijo, fue el largometraje, allá por los cuarenta. Mi padre y yo tambíén compartimos esa experiencia, ya con televisor en casa, y tuvo que soportar los alaridos del niño intentando imitar a un Tarzán a la tirolesa, el de Johnny Weissmuller. Creo que aprendí antes que Weissmuller había sido nadador, que a multiplicar.

Tarzán junto a una anacrónica moneda de euro gigante encontrada en África Central
 Me crié en los ochenta comiendo pastelitos de Tarzán, y coleccionando, ya entonces, sus muñecos. Luego, ya de adolescentes, nos dio la neura con que la película de Christopher Lambert estaba bien, cosa que con el tiempo arreglamos. Tengo un amigo que quiere, aunque no le dejen luego, ponerle a su hijo Juan Tarzán. Los niños de ahora tienen muñecos, videojuegos, pegatinas, tontunas mil del Tarzán que va como en monopatín por los troncos de los árboles. En fin, todo forma parte del mito, que ha pasado de generación en generación.
Tarzán también es real. No como producto o como acervo popular, sino real, vamos, que existió. Según estudiosos de la mitología creativa como Philip José Farmer, han realizado un seguimiento exhaustivo de la vida del supuesto personaje literario. De hecho, Tarzán es totalmente real. Tarzán es John Clayton, y nace en 1888, un 22 de noviembre. Conocerá mil aventuras y peripecias, siendo un personaje importante en el desarrollo del siglo XX. Gracias a él y a otros de su misma categoría y estirpe, nacerán y caerán imperios, y el mundo, el hombre, conseguirá sobrevivir hasta nuestros días.

La mirada terrible de los ojos de color azul acero de nuestro héroe hace retroceder a sus enemigos

Como decía, nuestro querido Farmer realizó un trabajo tremendo de investigación y comprobación de datos, fechas y hechos. Aún así, la cronología de Tarzán es incorrecta, al menos en un apartado, y es en la Segunda Guerra Mundial. Tarzán luchó contra los nazis, es cierto, pero no estuvo todo el tiempo fuera de África.
Fotografía tomada por los alemanes de dicha expedición,
con Tarzán momentáneamente prisionero. 
Entre su alistamiento en la R.A.F en noviembre de 1939, y los acontecimientos relatados en la historia "Tarzán and the Foreign Legion", en la que lucha contra los japoneses en la isla de Sumatra, hay un hecho todavía desconocido, al que Farmer no tuvo manera de acceder. Según el testimonio de un tal Standish, afincado en África desde hace cierto tiempo, puede afirmarse que Tarzán estuvo implicado en las guerras civiles de la ignota ciudad gorila del continente negro. Allí, junto con otro europeo de difícil catalogación, conocido por los nativos como "El Fantasma",  logró derrotar a las fuerzas que querían hacerse con el poder, una alianza aberrante entre oriundos de dicha ciudad partidarios de un malvado espalda plateada, y una expedición del Áfrika Korps y el Ahnenerbe
El odio de Tarzán hacia los nazis es algo plenamente conocido. ¿Pudo dejar sus obligaciones con la R.A.F.? ¿Olvidó la máscara que es John Clayton, para volver a ser Tarzán y salvar África? 
Es problable que la narración de ese tal Standish sea cierta. Un marinero español, en 1943, encontró en las islas de Cabo Verde, a un alemán con unos harapos identificables como el uniforme del cuerpo expedicionario alemán. En su frente, grabado como un sello, el signo de una calavera. ¿Miente Standish?

Tarzán y sus aliados salvajes enfrentándose a uno de los gorilas aliados de los nazis
Me despido ya. Espero que disfrutéis esta entrada al menos tanto como lo he hecho yo pintando, fotografiando y escribiendo. Hasta la próxima. 

martes, 11 de diciembre de 2012

Comandos británicos en camuflaje ártico

Terminada la mesa ártica que presentamos en las entradas Frío y Nieve I: El proyectoFrío y Nieve II: Elementos Móviles, necesitábamos hacernos con unas miniaturas correctamente equipadas para enfrentarse a los gélidos vientos del norte.


Al igual que con los Hermanos Templarios que transformé para el juego Secrets of the Third Reich las miniaturas de empleé como base son los comandos británicos de Bolt Action. Se les añadió con masilla verde capuchas (tanto plegadas tras el cuello como sobre la cabeza), se alargaron las chaquetas y se eliminaron bastantes bolsas y cintas, se esculpieron dos gorros de lana y se alargaron los pantalones de dos de los comandos.

También aproveché para alisar varias zonas e integrar mejor los brazos con el resto del torso, pues es muy común que en este tipo de miniaturas multicomponente queden pequeños espacios entre piezas.




Para el pintado decidí emplear el blanco como color predominante, combinándolo con toques de grises y verdes apagados. Una de las chaquetas de los comandos se pintó como las chaquetas que aparecen en la película "El desafío de las águilas", aunque históricamente nunca se empleó este tipo de camuflaje por las tropas inglesas (ya que de hecho es una copia del camuflaje alemán empleado históricamente).


Comencé dándo una capa de Dheneb Stone (GW); a modo de imprimación. Tras dejar las miniaturas secar una media hora volví a aplicar una segunda capa bien diluida del mismo color, para asegurarme de que esta imprimación cubriría bien toda la figura.
Acto seguido apliqué un lavado con negro muy diluido  para ensuciar y oscurecer pliegues y delimitar superficies. Tras secar este ligero lavado apliqué de nuevo Dheneb Stone mezclado con Blanco Hueso (Vallejo GC).
Por último le dí a las miniaturas un lavado de nuevo muy ligero con Tierra de Cementerio (GW), para dar un aspecto de pantalones ensuciados en los bajos.


El siguiente paso comienza por pintar de negro las zonas que irán posteriormente con colores metalizados. También pinté del mismo color los gorros de lana y el calzado, así como las máscaras antigás. Antes de pintar las partes de madera del fusil y las culatas de las armas, así como los mangos de las palas, fueron pintados con negro, para posteriormente pintarse con Marrón Quemado (GW).
Tambien pinté algun detalle en Gris Códex (GW), para conseguir un tono de blanco distinto del predominante.


Al igual que con el último paso de la foto previa, marcar diferencias en el blanco, pinté de Blanco Hueso (Vallejo GC) o Dheneb Stone (GW) otras partes que van en blanco, pero que quiero que no tengan el aspecto de blanco impoluto. También pinté una primera capa de luces sobre la piel con una mezcla de Carne Enana y Carne Élfica (ambos de GW) y los colores metalizados de las armas y de hebillas y otras partes pequeñas  con Cota de Malla (GW).

Por último terminé este paso pintando de verde grisáceo ciertas partes, como los gorros de lana y el camuflaje de uno de los comandos. Este color lo hice mezclando Camuflaje Verde Oliva (Vallejo GC) con Gris Códex (GW).



Los últimos detalles de las miniaturas fueron pintar el pelo y el bigote de uno de los comandos, y repasar con negro y pintar las luces de las mascaras antigás de los otros dos. También es el momento de terminar el camuflaje de uno de ellos.



Una vez terminada y repasada la miniatura pasé a terminar las peanas. Para ello volví a pintarlas con Marrón Quemado (GW), para posteriormente iluminarlas con carne bronceada y un poco de Camuflaje Verde Oliva (Vallejo GC). la última luz se la dí con Hueso Deslucido (GW) y otro poco del verde empleado antes (muy muy poco).

Y por fin, el resultado final y algunas fotos de los comandos en acción. Como podéis comprobar, estas miniaturas son muy versátiles para, con un poco de maña, representar todo tipo de historias pulp, comandos especiales, ejércitos secretos, etcétera.




Una vista posterior de los comandos, dónde se pueden leer los rangos.

martes, 4 de diciembre de 2012

Hyeronymus Jensen

La vida de un Caballero Militante de la Santa Orden del Hospital no suele ser demasiado larga. No obstante existen hombres que por suerte o por su instinto de supervivencia superan edades que para otros serían motivo de jubilación. Pero un Caballero Hospitalario nunca se retira.

Hieronymus Jenssen, imagen de una cámara de seguridad de Ravensbrucke
El Padre Oficial Hieronymus Jenssen es actualmente uno de los responsables de los asuntos médicos entre las tropas de la Orden del Hospital destacadas en Paradiso. Su larga carrera cómo médico militar le ha permitido adquirir una extraordinaria experiencia en cuanto a tratar heridos de guerra. Por esos motivos los Caballeros Hospitalarios que parten hacia el frente esperan que uno de los suyos como Jenssen pueda socorrerlos si se da el caso.

Jenssen y su palbot. Junto a su experiencia como Caballero del
Hospital, Jenssen destaca por ser un eficiente médico de campaña.
La parte trasera de la armadura es la típica de los primeros
modelos de las armaduras ORCO, así como otros detalles.
Para realizar esta sencilla conversión de un caballero hospitalario no hice mas que cambiar la cabeza de una tropa ORCO por la de un gran espadero imperial de Warhammer Fantasy Battles (GW). Para el tabardo empleé masilla verde, al igual que para el pequeño rosario que le cuelga del cuello. Fácil, y con esto ya cuento con un Hospitalario con fusil Multi entre las filas. Volviendo a la cabeza, el bigote y el corte de pelo le dan un aspecto que, al menos para mi, coincide con lo que me esperaría de un cruzado medieval sacado de contexto. Lo cierto es que, como me han comentado, tiene un aire al personaje Longinus Podbipeta, de la novela y película "Con sangre y fuego"

Longinus Podbipeta, según la historia no podría
estar con una mujer hasta haber cortado tres
cabezas de enemigos con su mandoble.
Y hasta aquí el primero de los Caballeros Hospitalarios. Como prometí, la siguiente entrada de estas miniaturas estará dedicada a los remotos, tropas de apoyo vitales para la Orden del Hospital.

Jenssen en Paradiso, primera ofensiva del Ejército Combinado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...