martes, 30 de septiembre de 2014

Deathwatch: El guía, Bibliotecario


Como os adelantamos, nos quedaba presentar al último miembro de la escuadra de la Deathwatch, el Bibliotecario que lidera la escuadra. Os recordamos que podéis visitar las entradas anteriores aquí:


Vamos pues con lo prometido:


Bibliotecario Codiciario Azel, Censor de los Ángeles Oscuros: El último miembro que nos quedaba por presentar de la Deathwatch es el Hermano Azel, de la primera Legión. Sus conocimientos de lo arcano y lo material sólo rivalizan con los mejores eruditos del Imperio, pues su deber es conocer al enemigo para poder eliminarlo. Su cargo como Censor implica que deberá velar por la rectitud de todos sus hermanos de armas, sean Ángeles Oscuros, Ultramarines o Lobos Espaciales, llegando incluso a su neutralización si fuera necesario, pues Azel sólo responde ante la propia Inquisición.


Azel esta armado con una espada de energía, procedente de su Capítulo y entregada por el propio Capellán Interrogador Asmodai, en una ceremonia en la que se ordenó a Azel su ingreso en la Deathwatch. Los detalles azules de su armadura hacen recordar a sus hermanos de armas que él tiene el don de dominar el Inmaterium, lo que lo convierte en un sujeto siempre en observación tanto por sus compañeros como por sus superiores.



La escenografía que podéis ver en estas fotos está en La Mazmorra del Androide, tienda de frikerio en Albacete, con una escenografía espectacular (de la que somos, en parte, responsables), ¡vale la pena visitarla!


No podíamos terminar estas entradas sin desvelar por fin quien era el misterioso pistolero que ha acompañado a la Deathwatch en algunas de nuestras fotos. Se trata de la miniatura de Kal Jericó, un cazarrecompensas de Necromunda, pero que hemos pintado para representar a un Comerciante Libre o Rogue Trader, un capitán de nave espacial, a veces contrabandista, a veces un honrado mercader, pero siempre un personaje individualista y con sus propios planes. Los Comerciantes autorizados son una parte fundamental del Imperio, pues su actividad continua y constante permiten la exploración y colonización de nuevos planetas, así como la reconquista de aquellos que han perdido el contacto con Terra durante generaciones.


Ignatius Kovan, heredero de la familia Kovan, Rogue Trader del sector Última: La posesión más valiosa de una familia de Rogue Traders es una Grarantía de Comercio; un documento jurídico antiguo que describe los límites aceptados de sus operaciones. Estas cartas son hereditarias creando así una dinastía de Rogue Traders.
Como comerciantes los Rogue Traders están autorizados con la posibilidad de viajar libremente dentro del Imperio y más allá, lo que les permite interactuar con las culturas para las que el contacto está normalmente prohibido, ya sean mundos humanos no imperiales o planetas Xenos. No sólo eso, sino que los Rogue Traders poseen el permiso y la libertad para hacer frente a estas culturas como mejor les parezca, siempre y cuando sea en interés del Imperio.

Al pisar un mundo no-Imperial, el Rogue Trader puede reclamarlo para el Imperio pronunciando:

"Yo reclamo este mundo por el Emperador de la Humanidad y su Imperio. Traigo la justicia y la verdad para el fiel. Castigo y la muerte para los culpables".


Seguramente vereis muchas diferencias en el nivel de pintado de Kovan y de el resto de miniaturas de estas entradas, bien es que Kovan fue pintado allá por el año 2006, y no ha sido rescatado de olvido hasta que me planteé hacer las fotos de los Marines de la Deathwatch. Hoy en día lo habría pintado de otro modo, pero estoy contento con el resultado y a pesar de la peana, no desentona demasiado, así que creo que lo mantendré así al menos un tiempo.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy así como todas las anteriores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...