martes, 12 de agosto de 2014

Deathwatch: Apoyo pesado

Bienvenidos de nuevo a nuestro pequeño rincón de frikismo. Los que llevéis un tiempo siguiéndonos sabréis que nos encanta tocar todos los palos, probar todos los juegos. Hace tiempo que teníamos abandonado el universo oscuro de Warhammer 40.000 en el blog, y vamos a retomarlo con una entrada que va a ser la primera de una serie de varias dedicadas a la Deathwatch.

La Deathwatch, o Guardianes de la Muerte en castellano es un capítulo de Marines Espaciales poco común. Sus miembros proceden de entre los veteranos de otros capítulos, y se organizan en escuadras mixtas de guerreros especialistas que actúan bajo las órdenes de la Inquisición. Los veteranos sirven durante un tiempo predeterminado en la Deathwatch, para volver después a su capítulo de origen, mas experimentados y trayendo gloria y honor a su capítulo. Todos los Marines Espaciales honran a aquellos que sirven en la Deathwatch, pues sólo los mejores tiradores y los guerreros mas equilibrados pueden ser aceptados en sus filas.


Sus armaduras son negras, y deben evitar las decoraciones excesivas. Su hombrera derecha indica el capítulo de origen del Marine Espacial, mientras que la Izquierda es plateada y representa la I inquisitorial sobre un campo de letanías grabadas. La rama de la Inquisición que dirige a la Deathwatch es la Ordo Xenos, la órden encargada de localizar, estudiar y eliminar las amenazas alienígenas. 

Las escuadras de la Deathwatch se organizan como escuadras de 10 Marines Espaciales, que se reparten los roles, los bólteres son el arma preferida, pues sus proyectiles permiten cargar ácidos y venenos que serán de gran utilidad contra criaturas monstruosas alienígenas. Los Marines mas fuertes portan bólteres pesados, que actúan de manera igualmente devastadora, pues al igual que sus hermanos menores sus proyectiles cargan municiones especialmente diseñadas para combatir al alienígena. Muchos miembros de la Deathwatch llevan sus armas favoritas de su capítulo de origen como armas de energía, equipo diverso, y esto permite que la escuadra pueda beneficiarse de las habilidades individuales de estos Marines.


No quisiéramos aburriros mucho con el trasfondo de este capítulo tan particular. Sólo añadir que para los que esteis ansiosos por conseguir las reglas para poder jugar con ellos, hemos encontrado un blog con un .pdf con unas reglas muy interesantes y nada descompensadas. Echadle un ojo: Profanus - Códex Guardianes de La Muerte. 

Vamos a las miniaturas. Son, evidentemente Marines Espaciales de Games Workshop. En particular son de plástico, a los que se les ha añadido la hombrera izquierda que marca la pertenencia a este capítulo y se han personalizado cada uno. Tenemos, cómo habéis podido ver en la primera imagen, un Ángel Sangriento, un Mano de Hierro equipado con multitud de aparatos de comunicación y telemetría y un Guadaña del Emperador. Hemos querido hacer a estos tres Marines Espaciales los responsables de disparar las armas pesadas:


Sargento Tiresias, Guadañas del Emperador: Destacado miembro ya desde sus etapas como explorador en su manejo de las armas pesadas. Los enfrentamientos de su capítulo contra los horrores tiránidos le llevaron a pedir su enrolamiento en la Deathwatch, para aprender las formas mas efectivas de eliminar a estas bestias.

Hermano-artillero Vykos, Ángeles Sangrientos: Vykos es un individuo obsesionado con la perfección tanto de cuerpo cómo de espíritu. Tanto es así, que su ingreso en la Deathwatch, aunque está avalado por su puntería y habilidad con las armas pesadas, responde a una necesidad de integrarse en un equipo mas disciplinado que las escuadras corrientes de su Capítulo.

Hermano Cadio, Manos de Hierro: Como casi todos los Manos de Hierro, Cadio es un individuo cuyas capacidades sobrehumanas se han potenciado tanto física como cognitivamente por medio de implantes biónicos de manera desmesurada. Su facilidad para realizar operaciones matemáticas casi instantáneamente, su almacenamiento de información útil y sus habilidades de comunicación potenciadas por los Manos de Hierro le hacen un miembro muy útil junto a Vykos y a Tiresias. Cadio permanece la mayor parte del tiempo en silencio, susurrando apenas, pero cuando se digna a hablar todos sus hermanos de armas actuan, pues a través de los ojos bendecidos por las capacidades mejoradas de Cadio las batallas perdidas se tornan victoriosas.


Como de costumbre no quisieramos despedirnos sin antes dejaros un anticipo de lo próximo que está por venir. Como dicen que una imagen vale mas que mil palabras, aquí os la dejamos: la próxima semana (o no) tendremos a un Lobo Espacial, un Puño Imperial y un Templario Negro en la Deathwatch.
Os esperamos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...