lunes, 24 de noviembre de 2014

Vehículos de la Segunda Guerra Mundial SoTR: Sdkf 234/2 Puma

No me he podido resistir con el montaje, no he podido. 

Hola a todos:

Hoy os presentamos una de nuestras últimas adquisiciones para nuestra guerra en miniatura, el Sdkf234/2 PUMA  en escala 1:56 de Warlord Games.
La miniatura está compuesta por un núcleo principal de resina, lo que sería el casco del blindado, y luego toda una serie de detalles como son las portezuelas, los lanzagranadas de humo, las ruedas y el cañón. Este kit viene con un torso de un tanquista, y, en nuestro caso, con una cabeza de oficial. Yo he sustituido la cabeza de serie por otra que tenía, en este caso una de Hasslefree, la que viene con el blister del Hellboy/Marv.


La calidad de la miniatura es relativa. Evidentemente no se trata de un exhaustivo ejemplo de los que se ven en el modelismo estático, sino que está diseñado para lucirse por las mesas de juego. La pieza es de fácil montaje, pero tiene algo de trabajo y serios problemas. El trabajo es, primero, limpiar con agua y jabón y con un cepillo de dientes la pieza de resina. Lleva una pátina de aceite que va hacer que la pintura no agarre si no la quitáis a conciencia. El segundo, lijar y enmasillar las partes que han salido mal del molde. Los que se quejen de la Citadel Finecast, que no compren esto. Lo peor que tenía mi modelo es que le faltaba una parte de la sujeción de la rueda delantera derecha, y que la parte de atrás, donde van los tubos de escape y la portezuela trasera, tenía tantas burbujas como un anuncio de Freixenet. Nada que no se pudiese arreglar. 
Hay algo que tenéis que tener en cuenta con las miniaturas de Warlord Games con respecto a su escala. Siempre dan la sensación de que son pequeñas, pero quedan genial puestas sobre el tablero. Si las comparamos con las miniaturas (soldaditos) parece que, más o menos, se ajustan. Si compráis una maqueta de 1:48 o de 1:50, no cuadrarán. Tengo un panzer III y un marder III de Blacktree Designs (¡completamente de plomo, señores!), y no cuadran. Ni siquiera los tanques de la propia Warlord parecen cuadrar en escala. En fin, continúo.

Una vez montada la pieza, decidí hacer un experimento para ahorrarme trabajo. Compré un spray de imprimación de Army Painter, el Army Green, y la imprimé con él. Los que seguís nuestra página de facebook lo habréis visto superverde. Cierto, es un verde americano, distinto al verde alemán, pero yo había pensado que con un marrón cuero y un color arena, iba a quedar tan potable como si se hubiera imprimado en el verde original. Además, si algo tienen los vehículos alemanes del final de la guerra es que son un poco heterodoxos a la hora de usar camuflajes y pinturas de guerra.

Una vez imprimado, comencé a darle, a pincel (tengo aerógrafo y no tengo espacio para el tinglado que hay que montar) una capa en diagonal de amarillo, y otra posterior de marrón,  intentando que los colores se difuminaran los unos sobre los otros. La pintura de la gama Vallejo Model Color es genial, y con ella está pintado. Las referencias que he usado para el camuflaje son: Cuero Rojo, Marrón Cuero y Amarillo Dorado. Os pongo el enlace a la carta de colores por si tenéis inquietud. Esta es.  Para cosas como las ruedas he usado el gris alemán y un amarillo para darle el aspecto de suciedad al neumático. Con el oficial del vehículo me lo he pasado en grande, la expresión que he conseguido es fantástica. La insignia de la cruz teutónica y el número de identificación del vehículo están pintados a mano.



¿Por qué un 234/2 Puma como vehículo para el SoTR?
El Puma fue uno de los mejores coches blindados de reconocimiento de toda la guerra. Iba totalmente cubierto, era rápido (80 km hora), tenía buena autonomía, y un blindaje aceptable para ser un "cochecito". También tenía la capacidad de ser conducido hacia delante o hacia atrás. Iba armado, además, con un buen cañón de 50 mm, que podía lisiar a casi cualquier vehículo medio del enemigo, acompañado de una LMG coaxial. Tengo varios modelos de tanques para mi ejército alemán del Secrets of the Third Reich (un king tiger y un tigre, un pantera, un panzer IV, un panzer III... ), y realmente, con lo que mejor me lo paso es con los vehículos ligeros. La enorme movilidad, con MOV 5, hace que pueda mover en modo "lento" la friolera de 12 pulgadas. Esas 12/18/24 pulgadas, hace que en su primer rango, lento, pueda desplazarse 30 cm y disparar su cañón principal. Por una carretera o camino, que dobla su velocidad, puede aparecer prácticamente en cualquier lugar de la línea de fuego. La sensación de que los vehículos ligeros están en todas partes es ciertamente enervante para el contrario.


El mayor de los problemas que tiene el Puma en el campo de batalla es su dependencia de acertar y matar a sus enemigos. Al estar considerado en el SoTR como un vehículo ligero, su blindaje no es capaz de detener nada, ni siquiera las armas de infantería ligera, que lo penetran con un seis. Este juego debería disponer de unas mesas tremendamente grandes si de verdad se quisiera jugar con artillería antitanque o carros. El problema que resulta es que los tanques no tienen distancia, y normalmente te lo juegas a un todo o nada con el contrario. Ahora, eso sí, emocionante es un rato.

Por último, si deseáis que vuestro Puma sea realmente competitivo en el juego, no dudéis en comprarle tecnología Weird, como es la infrarroja (ver de noche está bien), y la visión mejorada, que por 2 RP harán del Puma un enemigo temible. 
Seguro que, al final, sacaré el cochecito y me lo reventarán del primer tiro, pero me lo he pasado en grande pintándolo, y dará que hablar por las mesas. 

¡Enemigos en mi estantería! La mirada de odio de nuestro teutón habla por si misma. 

Espero que os haya gustado, ¡hasta pronto!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...