martes, 11 de septiembre de 2018

Frostgrave: Con barbas y a lo loco

No podíamos comenzar de nuevo nuestras entradas miniaturiles con otro juego que no fuera Frostgrave. Así no se notará mucho ese hiato entre la última entrada con miniaturas y esta...

Pues bien, vamos con lo algo que me ha llevado casi dos años... una banda de bárbaros, comprada cuando se publicó el suplemento Forgotten Pacts y montada y pintada intermitentemente y a la que este verano le he podido dar el punto y final.




Como podéis comprobar en la imagen superior la banda está compuesta por 15 miniaturas. Los bárbaros poseen roles igual que cualquier otra banda y cuentan, con matones (thugs), ladrones (thiefs), caballeros (knights) o por supuesto magos (wizards), sin olvidar que tienen sus bárbaros entre los bárbaros que se llaman berserkers. Para hacer esta banda se ha intentado equipar a los miembros de la forma más versátil posible, de forma que una misma miniatura se pueda usar como infante (infantryman) o como bárbaro berserker (barbarian) de manera alternativa, dado que lo importante es que lleve un arma a dos manos, por ejemplo.

Comenzamos la banda por la pareja arcana. Ellos son las piezas de más interés. Los bárbaros son naturalmente propensos a las historias de hechicería y superstición y es normal que muchos de ellos tengan capacidades sobrenaturales. No obstante sólo los más afortunados suelen desarrollar estas capacidades hasta ser hechiceros propiamente dichos. Muchos de ellos son de las escuelas de Nigromancia, Brujería, Invocación y Elementalismo, resultando en peligrosos oponentes con un buen repertorio de hechizos ofensivos.


El mago y su aprendiza son los "oficiales" de North Star, miniaturas de plomo con detalles muy interesantes. Ambos se han pintado con colores terrosos, salvo la chaqueta de la aprendiza que es roja. Los dos lucen orgullosos el tartán de su clan (al que tenemos que poner un nombre ya), ella en los pantalones y él en el faldón que se deja ver por la espalda. 



Ambos llevan pinturas de guerra en la cara, como elemento de buena suerte y protección, que también compartirán con los miembros mas destacados de su banda. Como los bárbaros pueden ser de cualquier escuela mágica su aspecto se ha mantenido bastante "neutral". Me imagino que la mayoría de las veces serán de las cuatro escuelas citadas, pero no quita que en alguna partida sean ilusionistas, cronomantes o incluso formados sigilistas...



Una banda necesita secuaces, y para ello tenemos en la imagen superior a un trío de personajes resistentes como son dos hombres de armas (men-at-arms) y un caballero (knight), todos ellos muy bárbaros y peludos. El primero de ellos, con escudo rojo y blanco es de la estupenda matriz de bárbaros de North Star, y a pesar de ser un perfil poco utilizado, es la viva imagen del vikingo amenazador con espada y escudo. El central representa al caballero, montado sobre las piernas y el cuerpo de un soldado imperial de Games Workshop, se le ha añadido una pequeña bolsita a modo de "sporran", que junto a los faldones hacen el efecto de que este bárbaro lleva un kilt de estilo escocés. Además se han integrado los diversos elementos con masilla verde y se han modelado cinchas y cintos, así como una capa de pieles que el cubre los hombros y una cota de malla. El tercero, el de la derecha con lanza, es un bárbaro de la misma matriz de North Star al que se le ha añadido una cabeza con el pelo largo y sin barba, procedente de la matriz de íberos de Victrix. El detalle del escudo a la espalda permite usarlo como hombre de armas o infantryman indistintamente y a conveniencia del guión. 


La imagen anterior nos muestra dos miembros muy importantes en casi todas las bandas. Un ladrón (pelirrojo y con la cabeza rasurada) y un bárbaro berserker. El ladrón es el encargado de recoger los tesoros. Se mueven en sigilo y con rapidez, y como se puede ver se esconde en ropas oscuras, en las que puede esconder una buena colección de dagas y cuchillos, o los propios tesoros. Creo que la pose del ladrón, montado con las matrices de North Star, es estupenda. El compañero del ladrón es un berserker, armado con un hacha a dos manos y con una mirada ceñuda bajo kilos de vello facial, desafía al enemigo a entablar combate con él. De nuevo una miniatura montada con la misma matriz. El berserker luce ropas de colores claros aunque también emplea una capa oscura para protegerse del frío. Otro detalle que lo señala son las pinturas de su cara y su brazo, colocadas por motivos que solo él conoce.



Y por supuesto tres matones (thugs) y un perro, que son esos perfiles que nos ayudan a completar las bandas en los momentos iniciales. Los dos primeros son de nuevo fruto de la matriz de barbaros, ambos armados con hachas por casualidad. El tercero es un celta de Warlord Games, que llevaba un trío de perros del que he querido conservar uno para la banda. La pose de estar aguantando el tirón del  perro hace que sea el encargado de cuidar al animal. El perro es de un pintado simple a mas no poder, dando atención sólo a los ojos y a la boca, así como a la nariz. Un chucho para los bárbaros, que necesitan también una mascota.



Como veis, ellos también lucen diversos tartanes, más o menos complicados pero que en la mesa de juego le dan un acabado espectacular a la banda. ¿Queréis saber más? En la próxima entrada terminaremos el repaso a la banda y hablaremos un poco de como pintar tartanes y pinturas de guerra.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...