jueves, 12 de febrero de 2015

Figurart, segunda y última entrada.


Hola a todos:
Antes de empezar a describir la serie de maravillas que os vamos a ofrecer hoy, querría disculparme por los fallos en nuestra periodicidad durante este recién nacido 2015. Como pasa a veces, nuestros compromisos personales de toda índole nos han impedido mantener el ritmo semanal acostumbrado. Aún así, aun no cumpliendo, seguimos con la mejor intención bloguera y os garantizamos que nuestro rincón seguirá hacia adelante pase lo que pase, con mayor o menor frecuencia, pero siempre con la mayor ilusión. 

Hoy dedicamos nuestra entrada a una parte de la exposición de la que fuimos partícipes. Hemos decidido dedicarle una sola entrada a un autor de nuestra localidad cuyo nombre es Román Navarro y que por derecho propio está entre los mejores del mundo del modelismo estático histórico. Muchas de las miniaturas que aquí veis ya han participado en otras exposiciones, y han sido premiadas internacionalmente. Baste decir que, interrogado con cierta ansiedad por nuestra parte, uno de los premios al que más cariño le tiene, y el que más aprecia es el recibió por esta miniatura de Charlot, representación de la película el chico el Euromilitaire:


Antes de continuar con el repaso fotográfico a la parte de la exposición dedicada a Román Navarro en Figurart, quiero disculparme por la calidad de las fotografías. No estaría de más que visitaseis el blog del autor, que os pongo en este enlace, donde podéis disfrutar de algunas de las miniaturas fotografiadas en esta entrada, pero con mejor calidad. 


La collección que expuso estaba organizada temáticamente, siendo muy destacable la vitrina dedicada a la época napoleónica. Este Napoleón parecía que iba a levantarse y a llamarte la atención por acercarte demasiado a la vitrina.

Busto del mismo personaje, del que ha conseguido reflejar perfectamente su personalidad. 

El detalle de estas miniaturas puede ser realmente abrumador. En petit comite nos estuvo comentando los tiempos que se pueden llegar a dedicar a pintar una única pieza de uno de estos modelos, y hablamos de meses. No es nuestro negocio, pues la miniatura de 28 a 40 mm, pensada para la mesa de juego, aún con calidad, no requiere ese número abrumador de horas ni esa absoluta paciencia y técnica.

Busto de highlander de la época del petit corso. 
Otra gran vitrina la conformaban piezas dedicadas a Roma y sus muchachos. He aquí algunos ejemplos:

Vista general de la vitrina. Esta vez no va a haber un reportaje en papel en condiciones de lo expuesto. 

Detalle de la figura que preside la vitrina romana. Bajo sus pies consulares, delenda est Carthago.


Evidentemente, los conflictos bélicos máximos de la historia de la humanidad provocan a los modelistas y aficionados gran atracción. A continuación os muestro algunas de las imágenes tomadas de las miniaturas de la Primera y la Segunda Guerras Mundiales. No podía faltar el Barón Manfred Von Ritchthofen.




ç


En su colección también hay representaciones de la época medieval, desde cruzados hasta bárbaros saqueadores de Roma. La verdad es que es absolutamente impresionante:




De verdad que siento no haber sacado mejores fotos de este caballero errante. 

Este lansquenete de la Edad Moderna se nos ha colado en la tanda. 


Nos estuvo explicando cómo conseguir blancos sin usar blanco, como sucede en esta miniatura.
Dentro de la época medieval podemos clasificar también estas miniaturas:


Observad la calidad del pintado de cada una de las escamas de la armadura de este Khan. Pesan, y da la sensación de estar montada pieza a pieza. 
Como representante español, poco abundantes en su colección , destacamos el busto de este magnífico conquistador español con el que despedimos este reportaje sobre Román Navarro y su fantástica aportación a Figurart. 


Ahora me gustaría añadir unas palabras de mi cosecha:
Aún nos ha faltado enseñar la labor de grandes ilustradores que aportaron sus obras a la muestra, como es el caso de Joss López de Blacklye o de Nacho Molina, por nombrar algunos. Muy destacable ha sido también la aportación escultórica de Antonio Argudo, que ha presentado algunas piezas, como este fantástico Jimmy Hendrix o Harry el Sucio. 



Desde Freakland estamos encantados con que esta exposición se haya llevado a cabo en nuestra localidad. Esperamos que sea la primera de muchas, y que el colectivo de la miniatura, la ilustración y la escenografía se animen a participar en mayor número, que no mejor, en próximas ediciones. El lugar es francamente bueno, y quiero dar las gracias a la UP por la oportunidad brindada. Ciertamente, no todo ha sido perfecto, y hay cosas mejorables, pero son aportaciones constructivas que se harán a su debido tiempo si corresponde. 



Espero que os guste este pequeño reportaje fotográfico. ¡Hasta pronto!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...