martes, 16 de diciembre de 2014

Magnum 44

Hola a todos:

Hoy, con todos vosotros, la miniatura de Hasslefree llamada Frank Cisco pintada por Héctor B.
Esta empresa tiene una amplia gama de modelos que representan a famosos e icónicos personajes. Películas como Rescate en Nueva York (Escape from NY), Aliens, Zombies Party (Shawn of the Dead), Underworld... También hay miniaturas inspiradas en series, como los componentes del Equipo-A, Buffy Cazavampiros o Scooby Doo. Yo puedo poner los nombres originales. Vosotros sabréis identificarlos. No tenéis más que navegar hasta su página de modern adventurers y disfrutar (o sufrir) pensando cómo quedaría tal o cual miniatura con tal juego, como supervivientes de un apocalipsis zombie, investigadores de lo desconocido, un apocalipsis punky, o lo que sea. Hay de todo, es fantástico.

La miniatura en concreto fue adquirida de saldo en nuestra tienda local, la Mazmorra. Expuesta en la vitrina de segunda mano, nuestro hombre mostraba sus 28 mm hasta la altura de los ojos con orgullo ante tanto caótico, rata y orco desproporcionado, bichos todos amorfos, aunque nadie la veía. Marines espaciales miraban con envidia su gran factura, y se avergonzaban de sus líneas de molde, mientras que Harry, por necesitar, sólo necesitaba una peana, un ligero repaso, y a pintar. Eso es característico de esta marca de miniaturas. También es algo característico de ciertos muñecos el esperar que los compre la persona adecuada. 



Evidentemente, Harry el Sucio (Dirty Harry) es un personaje icónico de nuestra cultura. Si te imaginas un policía duro, más o menos creíble, símbolo masculino de justicia y determinación, ahí está nuestro Harry.
El protagonista de hoy es un inspector de policía de una ciudad con muchas cuestas, donde los coches van siempre saltando y dejándose los bajos. Se trata de San Francisco, de donde saca el nombre el modelo. Harry, como decía, es un duro agente de la ley que choca directamente con el pusilánime sistema que defiende más al delincuente que a la víctima, delincuente que sale de rositas debido a las malvadas triquiñuelas de abogados sin escrúpulos, que son capaces de soltar por la calle a  un Satanás confeso con la excusa de estar haciendo bien su trabajo. Harry es lo contrario al Capitán Furillo. Si Harry hubiera estado en Hill Street hubiera pedido el traslado. Harry hace hablar a Chuck y llorar a Rambo. 


Algunos tacharon a Harry de fascista y apologeta de la ultraviolencia. Lo simplificaban pensando que es un policía que dispara primero y pregunta después. Esos serían los blandos de la administración Carter. En realidad Harry es el policía que necesitaba un país. Es el comisario del oeste al que llaman cuando nadie puede solucionar un caso, cuando hay que tomar medidas de verdad, cuando la justicia resbala por la alcantarilla legal. Alguien al cual no se le hubiese escapado el asesino del Zodiaco.
Harry cumple con su deber. Lleva su característico Smith & Wesson modelo 29 del calibre 44 siempre a tope de balas. Es un revolver que no está hecho ni para detener ni para incapacitar. Si Harry te dice que pares, para. No te creas que si vas en un coche tienes alguna posibilidad más, porque un disparo de este revolver puede atravesar el bloque del motor. De hecho, si eres inocente, no tienes nada que temer, y debes confiar en Harry. Él no piensa en el valor de la propiedad privada que se va a destruir. No piensa en que te vayas a asustar por escuchar un disparo, o porque te empuje de morros al suelo. En su cabeza, y en la tuya también debería, está la idea de salvarte el puto culo y atrapar al criminal. Tú, ciudadano, al terminar la acción, denuncias a Harry y le pides daños y perjuicios, aún sabiendo que si no es por él no estarías haciendo el capullo.  Nuestro Harry es un héroe. 

Tengo que despedirme ya. Héctor me va a decir que me he liado de más con la entrada. Yo os recomiendo las películas de Harry, y que siempre que oigáis disparos contéis las balas antes de que alguien os pregunte que si os sentís con suerte. 

Hasta la próxima semana. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...