martes, 29 de julio de 2014

Los Corsarios del Conde Blanco I: Carronadas y garfios


Antiguo grabado de la Compañía Corsaria del Conde Blanco
Hola a todos:
Veraniegos como estamos, hemos decidido incluir una entrada con un poco de mar y playa, y, para ello, nada mejor que los Corsarios del Conde Blanco. 
La banda del maniático y sanguinario Conde Blanco, es una compañía de Mordheim, aunque también es válida para el Legends of the High Seas del difunto Warhammer Historical. 
En el primero de los casos, en Mordheim, la banda es de piratas en cuanto a las reglas, corsarios por cuestiones de trasfondo. Se trata de una banda de piratas estalianos, que entre tantos negocios, ahora se dedican a traficar con piedra bruja en las duras calles de Mordheim. Está, y ha estado compuesta, por personajes de la más oscura ralea, pero que de un modo u otro mantienen un contrato de fidelidad irrompible con el Conde. En algún momento de sus indeseables y desafortunadas vidas, se han encontrado con tan extravagante personaje, a cuya secreta empresa han dedicado cuerpo y alma. 
En el caso del Legends of the High Seas, la historia de la tripulación y del Conde varía un poco. En este caso se trata de una banda corsaria española que podría enmarcarse dentro de las patentes de corso que el rey Fernando VI redactó a partir de la segunda mitad del siglo XVIII. La vida del corso español es intensa aunque desconocida. Debido a que el Legends of the High Seas plantea la piratería únicamente en América, y sobre todo en el hostigamiento a las posesiones españolas, no estaría de más que este lobo solitario obtuviese patente de corso contra el inglés, aunque también me valdría contra holandeses o franceses. Existe un artículo excelente en una página llamada Todo a Babor. Ahí os dejo el enlace.
Pero no, no adelantemos acontecimientos. La historia del Conde puede que os la cuente otro día. Hoy vamos a presentaros a la banda.

Imagen de la banda actual en su totalidad. Os lo presento de izquierda a derecha: Paqui "La Veneciana" (Oficial),  Julito "El Carronadas" (Artillero), Juan de Dios Heredia (Pirata), "El Mono" Garmendia (Oficial), Pedro de Jaén (Contramaestre), Paolo di Capua (Grumete), el Conde Blanco (Capitán), Atilano "El Chispa" (Grumete), Nkono "El Negro" (Contramaestre) y Jarrapellejos (Ogro Mercenario).
Las miniaturas que componen esta banda son de procedencia bastante heterogénea, aunque principalmente son de Wargames Foundry, tambíén hay de Metal Magic, y de Warhammer Fantasy. Hubo una época relativamente sencilla para confeccionar una banda de piratas. Bastaba con comprar a medias una caja de hombre de armas del imperio, lo normal entre dos, y con las diferentes piezas y transformaciones salía una banda de lo más apañada. Echo de menos esa caja.  
La primera miniatura de hoy va a ser una a la cual le tengo un gran cariño, Julito "El Carronadas". La carronada era un arma corta que portaban los buques, y en Mordheim un pirata podía ser equipado con una de ellas. La increíble fuerza que despliega Julito para llevar la carronada a cuestas me parece increíble, pero no podía dejar de incluir esta terrible arma en mi banda de corsarios. 

Julito "El Carronadas" posando en exclusiva para Freakland desde diferentes ángulos.
La pintura de todas las miniaturas está realizada sobre una capa de imprimación negra. Decidí que era bueno que tuviesen una base oscura, ya que eran gente de mal vivir. Aún así, el acabado de todas ellas tiende a dar las luces en blanco. Los colores que se han usado han sido cálidos y muy, muy llamativos. Parecen unos piratas de technicolor.

Detalle de la cara de nuestro Julito. Innumerables cicatrices marcan la faz de este tipo.
La transformación está realizada partiendo de la base de una figura de plástico de la caja de hombres de armas. El cañon con el que hice la carronada es de modelismo naval. Ambos brazos están trabajados para que se acoplen a la longitud del cañón. El detalle del cigarro en la boca está hecho símplemente con un trozo de cuerda de acero de 0,5 mm. 

El siguiente personaje que os presento hoy se llama Pedro de Jaén. Es el más veterano de la tripulación, de la que es contramaestre. Ha enseñado a ser marineros a más de uno y es como un padre para todos ellos. Al más bravo deja con el corazón en un puño con los saltos que hace en los abordajes y lo osado de sus combates. Veámoslo más de cerca.

Esta miniatura está ligeramente transformada, pues lleva únicamente un cuerno de hombre bestia por mano izquierda. También puede ser un cuerno de cabra, pero yo no contradiría a este sujeto. 


Nada más por hoy. Espero que os haya gustado la banda en general y estos dos personajes en concreto. A Los Corsarios del Conde Blanco les esperan más entradas, en las que iremos viendo más personajes, trasfondo, una historieta de Pedro de Jaén, y alguna que otra cosa más grande, y no me refiero sólo a un ogro.

Angelitos.

¡Saludos a todos y feliz verano! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...