martes, 15 de julio de 2014

La Carrera de la Muerte (Death Race): El Gallo


Como sabemos que os habíais quedado con ganas de más después de la última entrada de la Death Race, desde la LADA os ofrecemos la ultimísima incorporación a nuestro "Carmageddon" particular. 
Os presentamos, muy orgullosamente, desde Freakland, al GALLO:


"El Gallo" es un Chevy del 55 gasser, algo ajado. Su conductor no tiene miramientos en cuanto al mantenimiento exterior del coche, y su carrocería presenta daños por el severo sufrimiento, el óxido y las modificaciones realizadas para aumentar el blindaje. 

El gallo es parco en floridos detalles. Sin embargo está pensado en la velocidad. Su aceleración es increíble, y no es raro verlo a dos ruedas, empatillado, por los circuítos más criminales de la LADA. 

El principal armamento del Gallo son dos enormes y temibles espolones, dos misiles tierra-tierra, situados sobre sus aletas. Además, su frontal va protegido con unas temibles defensas, que hacen trizas el blindaje de cualquier oponente en una embestida o en un choque. 

Los tubos de escape, sobredimensionados de base en un gasser, han sido modificados para poder descargar humo y dificultar la visión de sus rivales. 
Vista superior del Gallo. Su apariencia achatarrada y sucia, aunque esté hecho a trozos, no debe hacer que te confíes. Es uno de los rivales más temibles a los que te puedes enfrentar en nuestra Death Race. 
El Gallo se nutre de piezas de un desguace horrible, donde los vehículos agonizan lentamente, cual cementerio de elefantes. 
Los materiales que hemos usado en esta ocasión son más o menos los mismos que en las anteriores, pero no está de más repasarlos. He utilizado plasticard para los blindajes frontal y posterior de las ventanillas, y para el bloqueo de la puerta derecha. La mosquitera, como siempre, para las ventanillas laterales. Los misiles pertenecen a una maqueta de un avión de escala 1:72 de la Segunda Guerra Mundial. Por último, los enormes tubarros de los tubos de escape son los disipadores de calor de sendos rifles de plasma del WH40K. En cuanto a la pintura, esta vez me he cebado todavía más en los efectos de deterioro de la pintura. Al utilizar tres tipos de color distinto en la carrocería, unificados por los embellecedores rojos, se ha conseguido que la apariencia de chatarra sea todavía mayor. 
Si quieres ver más vehículos, no dudes en visitar nuestras anteriores entradas sobre la Death Race.
Nada más, espero que os haya gustado el nuevo asesino de la carretera que hemos incorporado a nuestra carrera de la muerte. En breve volveremos con nuevas ideas. Hasta pronto, y ¡feliz verano!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...