martes, 12 de noviembre de 2013

Operación "Blue leaf" - Una partida de Secrets of the Third Reich

Sotr: 1949, 22 de octubre mar de Noruega.

El 20 de octubre los servicios de inteligencia aliados revelan que Jean Philippe Arcand (hijo de Adrien Arcand, fundador de los camisas azules) y algunos de sus hombres se encuentra aislado en una pequeña isla del mar de Noruega tras un accidente aéreo.


La captura de este individuo es prioritaria, se especula que su viaje secreto tenga como objetivo establecer bases ocultas del Eje en el continente americano para desplazar el frente hasta los EE.UU.


El 3º escuadrón de infantería mecanizada es movilizado desde el norte de Francia para capturar al objetivo con la inestimable ayuda de Hellboy, pero no son los únicos que van tras él…
Un comando de paramilitares británicos liderado por una escuadra de los infames caballeros del Temple debe capturar al mismo objetivo sin importar los medios necesarios.
Al a ser una oscura organización secreta perteneciente a la Corona Británica que no tiene reparos en atacar a otro país aliado si es necesario, El Temple posee una agenda totalmente independiente y secreta de la cual nadie; excepto “El Cuervo”, conoce su objetivo final.


Mañana del 22/10/1949. 5:00h

El operativo yankee toma posiciones al amparo de la oscuridad cerca del pequeño asentamiento donde inteligencia sitúa al Sr Arcand sin saber que están siendo observados.


 Sin saber donde se encuentra el objetivo el teniente del pelotón divide a sus hombres para peinar el pueblo.




Los soldados de ambos bandos avanzan sigilosamente en la penumbra hasta que el jefe del operativo estadounidense da orden al M-100 de asaltar a los centinelas apostados en el granero iniciando el tiroteo.

Tengo tres ovejas en una ...ratatatatatata


 En ese mismo momento la escuadra de Caballeros del Temple decide pasar a la acción atacando a la escuadra de mando con la ayuda de sus dispositivos infrarrojos.


Al otro lado del pueblo ambas fuerzas avanzan  hacia el edificio buscando una posición ventajosa.



Superada la sorpresa inicial el M-100 reacciona disparando a la escuadra de paramilitares que se aproxima al granero sin minar su determinación 


Mientras tanto los caballeros continúan disparando a la escuadra de mando reduciéndola a la mitad...


...concentrados en su empeño no fueron conscientes de la reacción del ultimo canadiense en el granero  que abatió a tres de los suyos antes de ser neutralizado.


Al otro lado de la mesa el segundo grupo de canadienses redujo a dos el equipo liderado por el cabo J. Pherkins (conocido cono el cabo mezquino) mientras Hellboy y el resto de la escuadra se prepara para el asalto inminente.



Que un híbrido de humano y demonio se aproxima a ti con la idea de arrancar tus pulmones es bastante mala, si encima la ametralladora británica decide disparar a la refriega el resultado es nefando. De por si el pobre centinela no tiene tiempo de alertar a sus compañeros que mueren por los disparos.


Un héroe que no hace heroicidades (o estupideces, todo depende) de vez en cuando, no lo es. ¡Ahora o nunca!, Hellboy asalta al equipo de la ametralladora vickers proporcionando seguridad a los soldados para registrar al edificio (que resultó estar vacío).


Los hombres del temple responden abriendo fuego pero la resistencia sobrehumana de Hellboy le permite resistir y destrozar en cuerpo a cuerpo a sus enemigos, aprovechando el impulso para trabarse con la unidad situada detrás, solo para sucumbir y caer inconsciente, ante la superioridad numérica de los ingleses.

No cojas mas de lo que puedas abarcar con la mano, ¡por muy grande que esta sea!
Mientras en la parte alta del pueblo el M-100 resiste en su posición diezmando la infantería enemiga. Pese a los impactos de Piat-D y rifle anti-mech es la pistola antizombis (si, antizombis, de un calibre muyyyyy gordo) la que consigue inmovilizarlo.


Con el fuego enemigo concentrados en la unidad blindada la escuadra de mando se adentra en el granero descubriendo al objetivo y reclamándolo.


la ultima esperanza de los americanos desaparece cuando el fuego del rifle antimech obliga al piloto del M-100 a dejar atrás su vehículo para ser tiroteado con saña por los restos de la escuadra a la que ha estado castigando.
Para finalizar solo diré que al contrario que en los cuentos los buenos no siempre ganan y si una docena de hombres armados irrumpen en el granero donde se encuentran dos oficiales y un prisionero es normal que se rindan.

!Gracias por seguir el blog y hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...