martes, 15 de mayo de 2012

Guerra en las trincheras V: Cabos sueltos



Hola a todos:
Como en anteriores ocasiones, me dirijo a vosotros para que conozcais nuestro trabajo. Hoy, sin embargo, era el día en el que iba a cerrar el ciclo que he dedicado a nuestra escenografía sobre la Gran Guerra. Han sido, con este, cinco artículos bastante ricos en contenido y cargados de imágenes, y puede parecer demasiado. Sin embargo, aunque no podemos estar hablando siempre de lo mismo, aún quedan muchas cosas de las que hacernos eco en este proyecto, y todavía no es hora de cerrar el círculo. Quizá en los meses que vienen os muestre un poco más, o quizás cierre la colección en el sexto número. Ya se verá.
Comenzaremos por cosas que nos hemos ido dejando en el tintero, entre ellas los accesorios que construimos para completar la escenografía:
Todos ellos se caracterizan por estar elaborados con materiales reciclados, restos y materiales recogidos. Otrora, quizá, formaron parte de otros proyectos, pero acabaron formando parte de este, perfectamente adaptados. Veamos:

Unos maravillosos árboles defoliados, calcinados por los bombardeos y por los gases corrosivos:



Alambre de espino y barricadas de sacos terreros y material de deshecho:


Algunos parapetos, restos de edificios, muy buenos para una posición de artillería o un mortero:


El sistema de fabricación de todos ellos es sencillísimo. El más curioso quizá sea el del alambre de espino, que es mosquitera, cortada hilo a hilo. Una vez que tienes las tiras cortadas, lo único que tienes que hacer es enrrollarlas sobre la estructura que hayas preparado previamente. No tiene más inconveniente que el  plástico de la mosquitera cuesta pegarlo con cianoacrilato, y quizá brille el pegamento cuando se extiende por la superficie ya pintada. No hay problema, se vuelven a ensuciar aquellas zonas y ya está. En varios ratos hicimos más de treinta secciones de quince centímetros de alambre de espino. Los sacos terreros están realizados con masilla Das Pronto. Se pueden hacer a toneladas, y a muy bajo coste. Algún día tenemos que plantearnos hacer un tutorial con todas estas cosillas. Pero sigamos:
Algo más complicado fue la fabricación de los postes de telégrafo. Están realizados con madera de balsa para los listones superiores, taladrada y con cabezas de alfiler en los agujeros. A su vez van clavados y pegados a un palo de brocheta, no de bambú, de pino. El cable es plástico de los troqueles sobrantes del despiece de miniaturas de plástico, calentado con un mechero y estirado:


Una fuente estupenda, realizada integramente con restos de cartón pluma de diversos grosores, un poco de efecto agua de Woodland Scenics y un palillo:


Un tumefacto cementerio, con muros corroidos por la humedad, pequeño y repleto. Terreno sagrado que corre paralelo a nuestra catedral y se esconde tras el intacto campañario:


Una vista cenital de nuestro cementerio:


Veamos como queda la combinación de muchos de ellos sobre el terreno:

El camposanto con su salida hacia la plaza. tras su muro Norte, el campanario y un viejo poste de telégrafo inutilizado.

Una vieja casa de labor, destrozada por los bombardeos y las llamas, con toda la techumbre de madera desaparecida, y los muros convertidos en escombros hasta casi sus cimientos. A continuación, una foto de su interior, con algunos materiales que no ardieron en el incendio:

Me despido ya de vosotros. Hoy ha sido uno de esos días en los que uno se da cuenta de que la planificación se ha quedado corta, y que aún queda mucho por contar. Todos estos detalles que os hemos mostrado hoy, siempre los hemos considerado menores en la escenografía que hicimos para la Gran Guerra. De hecho, si os fijais, vereis que algunos están corruptos por toques o detalles para otros juegos, como puede ser el SoTR. Pero en fin, sin ellos, la mesa hubiese quedado incompleta, sin alma, y os aseguro que no hay gente más feliz que nosotros cuando nos afanamos a desplegar semejante cantidad de material para echar una partida con nuestros sufridos e inmortales soldados.

Soldados franceses avanzan a través de la tierra de nadie hacia posiciones enemigas.
Miniaturas pintadas por Rafa Vidal.

Un abrazo a todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...