martes, 5 de abril de 2016

Frostgrave: Freakland en Felstad: Un mercenario y un nuevo hechicero llegan a las ruinas

Esta semana tenemos una actualización un poco mas modesta, pero seguimos con Frostgrave en el punto de mira. En primer lugar presentamos a un viejo mercenario recién llegado a Felstad y que ha entrado a servir a Theodorus y a su aprendiza en sus búsquedas de conocimiento entre las ruinas.


La miniatura es  una de las pocas que no incluí en el lote de miniaturas del Imperio (WHFB) que puse hace unos años a la venta. Se trata de uno de los artilleros de un cañón de salvas, que harto del ruido de las máquinas de guerra se hizo con un mandoble y buscó fortuna por el frío norte. Las ropas son las clásicas de los imperiales de Games Workshop, con llamativas plumas (que en este caso he pintado de azul) y telas acuchilladas, además lleva un pequeño abrigo de cuero, que en este caso sirve tanto para protegerse del frío de Felstad como para evitar que sus caros ropajes se estropeen durante las aventuras. La cara de este personaje se ha pintado de manera que se acentúen tanto la barba de dos días como la enrojecida nariz delatora de la afición al vino y a la cerveza de este mercenario.


En el juego se trata de un soldado de infantería o infante (infantryman), armado con un arma a dos manos y con una buena habilidad de combate (+3), además de que ya cuenta con un punto de armadura más que los ladrones y matones (11 en lugar de 10), lo que supone muchas veces que pueda aguantar algunos golpes más. Los soldados de infantería son ya unos combatientes muy competentes, siento letales en combate uno a uno, pero que son perfectos para apoyar a otros compañeros en combates múltiples. Un golpe exitoso de este soldado cuenta con un bonificador base de +5 puntos, que sumado a una buena tirada de dado puede hacer que hasta el guerrero mas resistente sea derribado.

A mi me gusta jugarlo como si se tratara de un guardaespaldas. Acompañando siempre a la aprendiza de Theodorus, Cyra, hace que el enemigo se lo piense un par de veces antes de lanzarse a la carrera por golpear a la joven convocadora. Además siempre suele salir con una poción, bien de fuerza, de invulnerabilidad o de curación, que aumenta mucho la efectividad en combate de los secuaces.

Aprendiza y soldado, una pareja que puede provocar muchos quebraderos de cabeza al enemigo.
El segundo personaje en presentaros es alguien que ya ha aparecido en este blog. Se trata de un viejo hechicero gris, tan viejo que ni él conoce su nombre. Le he cambiado su peana cuadrada por una redonda mas acorde con el sistema de Frostgrave (y he aprovechado para hacerlo con unas cuantas miniaturas mas que nos visitarán en próximas entregas). Además le he buscado una aprendiza que aparecerá en próximas entradas en cuanto esté pintada.

El viejo hechicero gris. En Frostgrave lo usaré como taumaturgo o sigilista, el clásico hechicero que
ansía el conocimiento en libros olvidados en las míticas bibliotecas de Felstad.
Recelosos siempre uno de otro, los magos son poco dados a compartir espacios con otros que no son de su escuela de magia.
Esto ha sido todo por esta semana. Volvemos el martes que viene, mientras tanto podeis seguir nuestras actualizaciones en Facebook: Freakland Scenics Facebook.

¡Un saludo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...