martes, 12 de mayo de 2015

In Her Majesty´s name: Los Inmortales de Koschei I

Koschei el Inmortal, ilustración de Iván Bilibin. Fuente Wikipedia. 

Hola a todos:
In Her Majesty´s Name es un juego de escaramuzas ambientado en la época victoriana y de estética steampunk. Tecnología de vapor y todo tipo de artefactos de mecanismo de relojería, mezclado con poderes místicos, a su vez mezclado con un orden mundial en el que el Imperio Británico es hegemónico, pero cuya Pax Britannica no es tal. Sociedades secretas, espías, científicos locos, alemanes con zombies (como siempre ultimamente), vampiros, franceses, ingleses coloniales, ingleses anarquistas, ingleses aventureros... Así que pensé en hacerme rusos, que dan mucho juego. Voy a hacerme una banda de IHMN de rusos, dije.

Lo primero fue elegir las miniaturas de tropa básica, los que reciben los tiros, rayos y gases sin decir ni "mu". Tras mucho buscar, encontré en Empress Miniatures una empresa asociada, Tsuba, que hace unos rusos de la Guerra Ruso-Japonesa, que son un primor. Las miniaturas no son caras, y, sinceramente, tienen buen nivel. El acabado de las miniaturas es bueno, con pocas líneas de molde y pocos accidentes de fundición. Con lo que no estoy de acuerdo es con las siete libras de gastos de envío. ¿Diez euros para que te envíen un sobre? 

A los chicos de North Star Miniatures les compré la parte restante de la banda, a excepción del líder. Esta consiste en un blister de Artizan Designs, de su gama Thrilling Tales, ambientada en una época más Pulp. El blister se llama los Cosacos de Koschei. Pensé que llevar una chica podía ser interesante, al señor de las dos pistolas lo pondría como líder (luego no), y al calvo... No sabía que hacer con el calvo. También compré en North Star un oso y dos guepardos. Lo de los guepardos es otra historia, vamos a hablar sólo del oso. Yo quería una miniatura de un osaco enorme para que fuese en la banda de los rusos. La alegoría de Rusia representada por un oso, tal cual lo leéis, pura novedad. Me da igual que no sea el descubrimiento del fuego, un oso a la carga es genial en cualquier mesa de juego. También tenía claro que los rusos participaban de los conocimientos místicos y la magia, o al menos buscaban su apoyo. No quería meter a la clásica Baba Yaga, así que decidí que un mago mercenario de Europa Occidental los acompañase. Y la figura elegida fue esta, se llama Edmund Lucas, y también es de Artizan.  

Ya teníamos a casi todas las piezas sobre el tablero. Es entonces cuando un amigo que anda por los lares de este blog, se va a Inglaterra, y nada más llegar, antes casi de instalarse, lleva su entrada del Salute 2015 de Londres. Obviamente, le encargamos algunas cosillas ("¡No vengas nunca, que te arruinas!", me dijo), y entre ellas al que va a ser el líder de esta banda, el Barón Loco de Copplestone Castings. Esta miniatura lleva el nombre de un personaje histórico de sanguinaria fama, pero que es un anacronismo si jugamos a IHMN, pues su época es la Guerra Civil Rusa. Como bien opinan algunos blogueros, la miniatura quizá debería ser más militar, pero a mí me viene que ni pintada como líder, a pie y a caballo, de unos aguerridos rusos. Sucede, entonces, que tenía que romper el anacronismo que supone, y ahí es donde entra la ilustración de Bilibin que tenéis al principio, Koschei el Inmortal, el que tiene su alma dentro de una aguja, y esta dentro de un huevo, pasando por conejo, pato... hasta que llega a un cofre. Este tío de Copplestone es perfecto para hacer de Koschei. 

Después de todo este rollo, vuelvo a los chicos de Tsuba. Han sido pintados como tropas siberianas de la guerra Ruso-Japonesa de 1905, lo más parecido posible a unas láminas del libro de Osprey Men at Arms 414, The Russo-Japanese War, 1904-1905. Así que, los muchachos que derraman su sangre por la Madre Rusia, que fallecen por la causa y la gloria de otros, ya están pintados y listos para pasar a la acción.

Veamos a los chicos, que mucho hablar pero pocas fotografías:


Las ocho miniaturas se dividen en cuatro que formarían el grupo de mando, dos oficiales, sargento y cabo, y luego cuatro soldados rasos que se lanzan con convicción hacia el enemigo con la bayoneta calada. 

Todavía no les he puesto nombre a ninguno, pero pronto habrá que aclamarlos por sus heroicidades. 
Los soldados que componen esta unidad de élite son elegidos especialmente por su valor y arrojo. 
Aunque ya no puedan correr como antes, el cabo y el sargento no dejan de arengar a sus muchachos para que carguen contra el enemigo. 
Los oficiales rusos asignados a esta misión han visto como muchos de sus hombres caían en acción. Sangre cedida con gusto para mayor gloria del Zar. 
Bien, ya tenemos por aquí a más de la mitad de la banda. Ahora falta hilar una historia que cuadre, aunque aún hay ciertas cuestiones abiertas: ¿Llegará alguna vez el Barón Loco de Inglaterra? ¿Qué hacer con el calvo del blíster de Artizan? Pues bien, para hallar la solución de todos estos enigmas deberéis de esperar a la próxima entrada de los Inmortales de Koschei. Para que la espera se os haga más amena, ahí os dejo un vídeo promocional de la banda:


Saludos a todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...