miércoles, 28 de mayo de 2014

Amon Ad-Raza Vs. Gorten Grundback. Grupos de batalla.

Fantástica ilustración de Amón Ad-Raza realizada por Matt Howerter. Podéis ver más ejemplos de sus fantásticos trabajos en su página de Devianart
Hola a todos:
Después de pedir vuestra opinión sobre el enfrentamiento que queríais presenciar, con Karchev el Terrible aclamado por mayoría, decidimos, hasta que llegue ese tenso encuentro ir probando a Gorten frente a otros conjuradores de guerra.

Partimos de una base. Hay que jugar con el grupo de batalla, o al menos con lo más parecido de lo que se disponga. Es bueno volver a jugar al Warmachine sin la ayuda inestimable de las tropas, y, con pocas miniaturas, es realmente como se aprende a dar el cien por cien. Dejémonos de disquisiciones teóricas, pasemos al enfrentamiento que hoy nos atañe: 

AMON AD-RAZA vs GORTEN GRUNDBACK.

Presentemos a los dos grupos de batalla:
De un lado, el pequeño Gorten Grundback, corajudo enano mercenario que busca hacerse un hueco entre los duros conjuradores de guerra que campan por estas tierras manchegas. Va acompañado de su inseparable Driller, su siervo de guerra pesado, y de tres Gunners, siervos de guerra ligeros. 

En el otro lado del ring tenemos a Amon Ad-Raza, conjurador que va a pecho descubierto por los campos de batalla, que ha elegido para el enfrentamiento a dos Devotos y un Derviche, siervos de guerra ligeros. 


El choque de trenes se produjo en nuestra tienda local, La Mazmorra, que nos presta gratuitamente sus mesas y escenografía para estos menesteres siempre que nos hace falta. 
El escenario de la batalla quedó se planteó de la siguiente manera:

La mesa de juego en los momentos iniciales. Los contendientes en el centro de la mesa, sorteando campo. Se puede apreciar la simplicidad del terreno, con una granja en medio, y un bosque a su izquierda. La simetría del relieve hizo que la elección de zona fuese básicamente un acuerdo entre caballeros. Amon desplegó a la derecha y Gurten a la izquierda de la imagen. 

La suerte quiso que Gorten desplegase y comenzase las hostilidades, así que los turnos se desarrollaron jugando en primer lugar el enano. Amón desplegará sabiendo la posición de Gorten.

TURNO 1:
-GORTEN:
El enano despliega sus fuerzas sobre la colina, y cede gran parte de su escasa energía a sus siervos para que se desplacen más rápido y alcanzar una posición ventajosa en el segundo turno en el centro de la mesa. Quiere situarse lo mejor posible para empezar a acosar cuanto antes a Amon y sus siervos con los Gunners.

Gorten, sin la referencia del despliegue de Amón, opta por enrocarse en la colina más cercana a su zona. Su primera decisión será cambiar de táctica y avanzar hacia la granja del centro del campo de batalla. 
-AMON: 
Amon potencia también todos sus siervos. Uno de los Devotos corre y se coloca tras el bosque central, mientras que el otro avanza hacia el centro de la mesa junto con el conjurador. Amon lanza su hechizo Sinergia. El Derviche toma posiciones detrás de la casa rural.

Amon cuenta con la mayor velocidad de sus warjacks a la hora de tomar una mejor posición en el campo de batalla. Si los Gunners no logran frenar con sus disparos a alguno de los devotos, la destrucción del Driller y la muerte de Gorten van a ser inevitables.
El pícaro Amon quiere que el enano divida su potencia de fuego en dos frentes. El peligroso Derviche avanza hacia Gorten por su frente derecho, y para estar a salvo del fuego enemigo, se coloca tras la esquina Sur de la casa. 
TURNO 2: 
-GORTEN: 
Gorten sabe que cuanto antes empiece a debilitar a los ligeros de cuerpo a cuerpo de Amon, más posibilidades tiene de ganar la batalla. Por ello decide colocar un punto de foco a cada uno de los Gunners, y disparar, tras mover hacia él, al Devoto que acompaña a Amon. 

Los tres Gunners enfilan hacia el devoto. Los trozos de metal están a punto de empezar a saltar. 
Los pequeños Gunners tienen una gran virtud. Un buen disparo (6), y la habilidad de potenciar ataque y daño con un único punto de foco. Esto compensa de sobra la falta de foco de Gorten, pues equivale a un hechizo que puede alcanzar las 15" (mov+rng), con POW 10 y potenciado. Eso tres veces, y por tres puntos de foco. Mantener vivos a sus pequeñas baterías móviles le es fundamental. 
Perdón, me estoy perdiendo. Los dos primeros Gunners acertarán el blanco, pero sin hacer graves daños. El tercero y decisivo, errará el disparo. Una blasfemia en rhulico se escucha en el campo de batalla. 


A continuación, el Driller avanza, preparando una contracarga, mientras que Gorten se parapeta tras su fiel siervo y lanza el Solid Ground, un hechizo que por dos puntos de foco impide que él y sus siervos sean derribados en su área de control, además de evitar el daño de área. 

-AMON:
El Warmachine no es un juego para pusilánimes, y Amon no lo es. Coloca en su segundo turno tres puntos de foco sobre el Devoto del centro de la mesa. Mantiene la Sinergia.  Además, lanza la Movilidad, que da +2" de movimiento y pathfinder. La carga está preparada. El devoto carga y se traba con los dos Gunners que más cerca están de la granja. Confiado, Amón no potencia al Devoto para que golpee más certero, pues sabe que los Gunners son como sacos de patatas. Golpea, como era de esperar, y obtiene 29 de daño con su ataque de carga. A todo vapor, golpea con su escudo al otro Gunner, obteniendo 21 de daño. 

Aquí vemos al Devoto con su córtex funcionando a máxima potencia. La carga contra los Gunners iba a ser demoledora, pero no definitiva. La increíble resistencia de los artefactos rhulicos hizo que todavía quedasen, aunque muy dañados, ambos siervos.
El Gunner que tenemos más cerca en la imagen quedó prácticamente inservible, con casi todos los sistemas destrozados, pero activo. El Gunner de la parte superior quedó dañado, pero vivo y peleando.
Mientras, todavía en la zona de control de Amon, el Derviche avanzaba hacia Gorten con muy malas intenciones, y se colocaba ya en la esquina de la casa más próxima al mercenario enano. El Driller se iba a ver sobrepasado por tres warjacks, y la potencia de fuego del grupo del enano había sido considerablemente mermada. 

La situación del Derviche era óptima. Sólo era cuestión de tiempo que pudiese cargar contra el enano, pues éste  había visto superada su línea de artillería, y había perdido la ventaja de la posición sobre el terreno.
TURNO 3:
-GORTEN:
Gorten pensó rápido. Tenía que darle la vuelta a la situación cuanto antes. Debía volver a llevar la iniciativa de la batalla. Potenció con dos puntos a su siervo pesado, y colocó un tercer punto de foco en el Gunner que estaba libre de marca. La jugada decisiva de la partida está a punto de comenzar:
Uno de los Gunners en cuerpo a cuerpo, el menos dañado, inicia una loca maniobra. Sale del cuerpo a cuerpo, siendo brutalmente golpeado (daño 27) por el Devoto, para trabarse con el Derviche.  Mientras, Gorten avanza, y lanza el Fuerza de Granito (+4 a STR) sobre el Driller, sobre al que previamente había potenciado con dos puntos de foco. A continuación, Gorten usa su dote. Nació con el don de manejar las fuerzas tectónicas, y a su alrededor, la tierra comenzó a desplazarse según su voluntad. El Devoto más próximo y el Derviche son desplazados hacia la derecha del frente enano, sufriendo ambos dos embestidas de los Gunners, pero sin consecuencias. Ahora que el enemigo ha perdido su posición ventajosa, es hora dar con toda la fuerza de la que el Driller es capaz. El siervo carga contra el Devoto y lo destroza casi sin esfuerzo. 

Momento en el que Gorten utiliza su dote, que aprovecha el Driller para cargar contra el Devoto.

Los impactos sobre la coraza del Devoto fueron tan terribles, que al siervo le sobró foco para haber seguido combatiendo.
Para acabar este turno, el último de los Gunners, el situado más a la izquierda, dispara contra Amon, aunque el Devoto que actúa como guardaespaldas del conjurador de guerra menita se interpone y absorbe el daño.

-AMON:
Amón ha visto como la ventaja inicial se desvanecía, y sabe que la situación es un todo o nada. Toma una decisión de la que no va a poder arrepentirse. Coloca un punto de foco sobre el Devoto que le queda, mientras que el propio conjurador carga contra el Driller, haciendo un único ataque giratorio con su cadena, que alcanza al propio siervo pesado y al Gunner más cercano. Aunque ha cargado por la espalda al Driller, lo daña moderadamente (27 de daño contra armadura 19). Su jugada no es definitiva. En cuerpo a cuerpo con el siervo de Gorten, se concentra en pasar su foco a su blindaje. Es la última decisión que tomará. 

TURNO 4 Y FINAL:
-GORTEN: 
Gorten no tiene compasión alguna de su rival. Mantiene la Fuerza de Granito sobre el Driller, y lo potencia con tres puntos de foco. No nos alarguemos más en matices, vayamos a lo que importa. El siervo se activa, y girándose, potencia su ataque contra Amon con su taladro. El warcaster menita se maldice a sí mismo cuando recuerda que, una vez alcanzado por el taladro, es imposible escapar. La implacable máquina de matar rhulica no falla, y penetra el blindaje de Amón, pasándolo de parte a parte, haciendo que su enorme taladro profundice más y más en el cuerpo, ya inerte y destrozado, del conjurador de guerra menita. 

Ni siquiera la potencia del blindaje del warcaster de Menoth pudo evitar que fuese destrozado por el ataque mantenido del Driller. 
Y no hubo más. Sorprendente victoria de Gorten Grundback y sus siervos, que demostraron que a ese nivel de puntos son extremadamente peligrosos. Gorten y sus muchachos han tenido más enfrentamientos preparando su duelo contra Kharchev. ¿Qué habrá sido del enano? ¿Quedará algún conjurador enemigo para contarlo?

El rey sobre la colina. Primer informe de batalla de Gorten, y primera victoria. Esperemos que siga la racha.
Nada más por hoy. Ojalá os haya gustado el informe. Os espero para la semana que viene con nuevos contenidos, aquí, en Freakland. 

Hasta pronto. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...