lunes, 20 de enero de 2014

Hechicera de Reaper

Esta semana presento una miniatura que cayó en mis manos recientemente. Hace un mes y algo me planteé la idea de pintar una miniatura para hacer un regalo de reyes y mientras navegaba por el extenso catalogo de la marca Reaper (que recomiendo tanto para jugadores como para coleccionistas) me topé con la referencia de Juliette, Wizard de la gama de Dark Heaven Legends
La miniatura desde el primer momento me pareció bonita, simple y libre de elementos recargados, además, tenía un aire y unos rasgos que encajaban a la perfección con la persona a la que le haría el regalo, con lo que no lo dudé dos veces y me hice con la miniatura.


Comencé con una imprimación negra, para luego pintar, por este orden, ropa, piel, telas y cuero, dejando para el final detalles cómo el pelo (que reconozco que no fue fácil de pintar) y la cara, así como el uso de colores metálicos (exclusivamente en las hebillas del fajín y en la pulsera dorada que luce en su muñeca izquierda). Para los ropajes empleé una escala desde el gris oscuro hasta el azul pálido o azul sombra que supone la última iluminación. He de reconocer que soy bastante proclive a emplear estos colores en muy diversas miniaturas que seguro que si seguís el blog habréis visto ya. 


Para la piel empleé como base una mezcla de carne enana junto con carne élfica, para luego ir iluminando con carne élfica y hueso deslucido (sólo en los puntos de máxima luz). El cuero es una mezcla de marrón cuero y marrón avellana, iluminada con marrón cuero y carne bronceada.
El toque final fue ponerla en una peana simple y que no supusiera un elemento de distracción de la miniatura, por eso decidí hacer un empedrado regular, cómo si fuera un pavimento medieval.


El resultado final lo podéis ver justo encima de estas líneas. Sólo me quedó colocar la miniatura en una cajita semitransparente perfecta para su conservación y su transporte (en realidad nada mas que una caja de dados de seis caras). Me gustaría haber hecho alguna foto de la miniatura en la caja, pero por diversos motivos no he podido fotografiarla. La persona que recibió el regalo quedó encantada con el mismo, y creo que es justo que le dedique también la entrada de esta semana , deseándole que disfrute de la miniatura tanto cómo yo he disfrutado pintándola.

Esperando, a su vez, que os haya gustado la entrada, y ¡hasta la semana que viene!

4 comentarios:

  1. Tengo a esa preciosa hechicera vigilando desde la estantería. No sé qué me gusta más, si sus formas voluptuosas y atléticas, si el pelo ondeando al viento, si el vestido azul con la capa, su fajín, su bolsa y sus botas de viajera o su postura segura, decidida y tranquila a punto de conjurar y ayudarme contra cualquier inclemencia tesitil. ¡¡¡¡Me encanta!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Me alegra mucho que te hayas pasado por aquí para escribir y que te haya gustado la entrada. ¡Nos vemos pronto!

      Eliminar
  2. Desde luego no hace falta que la miniatura en cuestión tenga detalles a rabiar para que llame la atención. Esta es el caso. Muy bueno el pintado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, las miniaturas de Reaper suelen ser geniales, muchas de ellas huyen de poses agresivas o imposibles e intentan que los detalles sean los mínimos, pero siempre bien efectuados. A mi personalmente me parece una de las mejores gamas que existen. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...