martes, 16 de abril de 2013

Toku Koda, Duelista del Clan Mono

Hace unos años que comenzamos a jugar en un grupo de amigos al juego de rol La Leyenda de los 5 Anillos, un juego ambientado en una tierra oriental que es una amalgama de la cultura japonesa y china. Al principio no era una ambientación que me atrajera, pero descubrimos que la mecánica del juego era sencilla y fácil de aprender. Con el tiempo fuimos jugando diversas historias en las que varios eran los directores de juego, no obstante una de las campañas que mas me han gustado es en la que participó el personaje al que le dedico una miniatura y la entrada de hoy:



Toku fue un ronin que alcanzó el rango de Capitán Imperial y Héroe del Imperio Rokuganés. Sus valores, la virtud, la defensa de los mas débiles y la lucha por un Rokugan en armonía son la gran herencia que Toku dejó a sus descendientes, las familias Toku y Fuzake, que integran el modesto Clan del Mono.
A pesar de enarbolar tan altas virtudes, los miembros del clan son vistos por los demás clanes con vehemencia y en determinados asuntos políticos son casi ignorados. No obstante muchos son los miembros del clan que desarrollan su carrera como Magistrados Imperiales, haciendo de las virtudes de Toku un modelo en el que los demás samuráis pueden verse inspirados.

La jurisdicción de los magistrados Mono es la que los clanes mayores no quieren asumir; es decir, el Magistrado Imperial del Clan Mono sólo tiene poder real en aquellas zonas intermedias entre territorios de clanes, lo que implica que los tratados de anexión y cesión de tierras entre los grandes clanes afectan
directamente al área en que se desenvuelve el Clan Mono.


Las ropas de Koda son marrones, como  las
que usan la mayoría de los miembros del clan.

Toku Koda aspiraba de niño a convertirse en un Magistrado Imperial, ya que su padre Toku Ishiro desempeñaba dicho cargo en las zonas de frontera de los territorios de los clanes Grulla y Escorpión. Su infancia la pasó junto con su familia, viajando cada pocos años de pueblo en pueblo, donde los asuntos de la magistratura requerían la presencia de su padre.

Tras haber superado su instrucción en la escuela de Bushido, su determinación de ejercer en la magistratura ha vuelto a dirigir sus aspiraciones. Sus habilidades en el duelo le ha proporcionado a Koda cierto renombre en los territorios en los que visita. Sumado a su participación en la defensa de la muralla que separa Rokugán de Las Tierras Sombrías durante un asedio demoníaco, le han convertido en un valioso perseguidor de la corrupción que amenaza al Imperio.

Koda porta una katana cuya empuñadura de jade está trabajada con figuras de jabalíes, cómo símbolo de victoria en
uno de los muchos duelos en los que ha participado. Bueno, ya se que la katana no tiene nada de lo que digo, pero es
un detalle sin importancia...
Decidí buscarme una miniatura por que en las partidas de este juego siempre terminábamos marcando nuestras posiciones con fichas sobre un tablero hexagonal. Cada jugador disponía de algunos marcadores personalizados con su personaje, pero yo no contaba con ninguno de un tipo acorde con Koda. Busqué durante algún tiempo miniaturas de samurais sin armadura, pero hasta hace unos años era una tarea difícil  sobre todo si se necesitaba una miniatura sola. La miniatura que terminó por convencerme es la de un samurai de la marca Reaper, que fue transformada con masilla para añadirle detalles, como la banda de tela que le cubre los hombros, una coraza y algunos objetos como una calabaza al cinto y algunos víveres, como un nómada acostumbraría a llevar.

Por último pinté la peana de un color azul grisaceo, para que contrastara con las ropas del samurai. Quizás es dificil imaginarse un suelo con estas coloraciones, pero no hay que olvidar que la historia de este personaje está ambientada en un mundo en el que existe un infierno en la tierra, y podemos imaginar que las áridas tierras sombrías tengan estos tonos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...