martes, 8 de abril de 2014

Miniaturas militares: Ventanas a la historia de España.


Hola a todos:

Hoy nos vamos a ir de viaje hasta Toledo y su Alcázar, donde está situado el Museo del Ejército. Aparte de la exposición permanente, muy recomendable, alberga otra temporal directamente relacionada con nuestra afición, llamada "Miniaturas militares: Ventanas a la Historia de España", que empezó el 12 de febrero y llegará hasta el mes de junio. 
La exposición está muy bien organizada, empezando por el lugar desde donde parte el visitante en su recorrido. ¿De dónde sale el soldadito de plomo? De aquí:


En los escaparates preparados de la estampería "La Numantina", podemos ver diferentes juguetes de finales de los sesenta y soldaditos, estampas y documentación sobre los ejércitos en miniatura.


Frente a la tienda han dispuesto un pequeño taller, donde un artesano fabrica los moldes, hace las copias, prepara los dioramas, paradas o desfiles, y además pinta. La recreación tiene un tono rancio, antiguo y es muy curiosa.




A partir de aquí es donde empieza la exposición propiamente dicha. Está organizada cronológicamente, empezando en el ataque de Aníbal a Sagunto, y terminando en las últimas misiones que ha realizado el ejército español en el exterior, como Kósovo o Afganistán.

Este diorama de Alymer (Miniploms) está fechado sobre 1950, y representa a las tropas cartaginesas arrasando Sagunto en el 214 a.c.
Otra manera de apreciar esta fantástica exposición es por la propia antigüedad de las miniaturas, paradas y dioramas que presenta, ya que se muestran miniaturas de hace un siglo, por lo que podemos apreciar cómo ha evolucionado la técnica de la miniatura.  
Hay piezas realmente espectaculares, estas dos que os pongo a continuación pertenecen a la colección de Andrea Miniatures, y son de los años 2003 (birreme) y 1996 (elefante)



Este diorama tiene un nivel de detalle espectacular, y merecería la pena dedicarle una entrada única. 

Si visitáis la exposición, debéis armaros de paciencia y de varias tarjetas de memoria, para poder fotografiar todo lo expuesto. La organización deja tomar fotografías sin flash. 
El recorrido nos lleva por momentos históricos más o menos famosos. Los dioramas vienen apoyados por una cartela en el lateral donde te informan del título de la obra, los materiales y procedencia de las miniaturas, el autor y a qué colección pertenecen, aunque se echa de menos información sobre la escala. 

La Edad Media nos deja escenas verdaderamente cuidadas y espectaculares:

Detalle de una recreación de un asalto a un castillo
"Te Deum laudamus" de las Navas de Tolosa, realizado por Los Alegres Turlurones y propiedad de Daniel Serrano.
La conquista española de Méjico nos deja esta maravilla:
"La conquista de México", de Manuel Martín Beato, realizado en 1992.
La Edad Moderna española es una de las preferidas por los modelistas, y las imágenes de los tercios aparecen siempre en estas exposiciones. Os muestro ahora una de las paradas, esta vez tenemos a Carlos I pasando revista a sus muchachos:

Carlos I pasando revista a las tropas en 1522 en Valladolid. Fue realizado por Eduardo Bartrina en 1980, y pertenece a los fondos del museo.

"Cuenta lo que fuimos...Rocroi". Estoy seguro que reconocéis al Capitán Alatriste y al muchacho.  Realizada por Los Alegres Turlurones en 2007, colección particular. 
Llegados a este punto, voy a destacar la que para mí es la pieza más interesante de toda la exposición. Se trata de una ciudadela realizada para Felipe V en 1711. Se supone que está realizada no como la maqueta de una ciudad concreta, sino como una idealización de todas las posibles defensas, plano y situación de tropas e instalaciones de una ciudad fuertemente fortificada. Está repleta de miniaturas, más de tres mil, todas en plata. La mesa está hecha también en plata, bronce y latón sobredorado. Merece la pena ir a la exposición sólo por ver esto.

Vista cenital de la ciudadela.
Fotografía de detalle del casco de la ciudad, con una parada militar en su plaza mayor. Es absolutamente increible el nivel de detalle. 
La cantidad de fotos que eché en la exposición no es abarcable para una entrada en el blog, pero me resisto a no hacer un breve recorrido por lo que más me llamó la atención del siglo XVIII en adelante.

1719 El paso de los españoles (Bealach-na-Spainnteach),  Escocia. De Antonio Zapatero y Pedro Ramírez. 
No me he podido resistir a poner una foto de detalle de esta maravilla de escena. 
Las dos fotografías siguientes, sobre todo la segunda, tienen para mí menos valor como representación histórica que como historia del modelismo y el soldadito de plomo en sí. La primera es de 1970, de los fondos del museo, en concreto de la colección Martín González. La segunda data de 1925, del fabricante Palomeque, y pertenece también al museo dentro de la colección Bergareche. Pertenecía a un amplio conjunto de miniaturas que dicha casa lanzó entre 1922 y 1936 para representar la Guerra de Sucesión Española. Al principio de nuestra entrada se puede ver una foto de toda la escena. 

Es apasionante ver como ha cambiado la técnica y el diseño de las miniaturas a lo largo del tiempo. 
Hasta aquí la entrada de hoy, no puedo resumir tanto bueno como hay, pues ya es censura y mala praxis. En la siguiente entrada, haré una segunda en breve, voy a dar un pequeño salto hasta la Guerra de la Independencia. Aquellos que han visto la exposición seguro que echan en falta algún diorama o escena, pero no todas las imágenes han salido bien, ni fueron hechas en las mejores condiciones. 
Espero que esta entrada os sirva de acicate para hacer una visita. Y ya sabéis, la semana que viene volvemos a lo nuestro. 
¡Hasta la próxima!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...