martes, 13 de agosto de 2013

Reinholdt, gobbo especulador

Cómo pequeña actualización a mitad del mes de agosto, presentamos la incorporación a las filas cygnaritas de un afamado mercenario en todo Immorien.

Los gobbos son unos humanoides comunes en todo Immorien, poco organizados y bastante dados a vivir en comunidades pacíficas junto a humanos, enanos o troloides. A la mayoría de los gobbos les encanta la tecnología, y se sienten atraídos por las chatarrerías y los campos de batalla dónde poder rapiñar piezas de siervos. Muchos de estos pueden terminar como ayudantes de algún mecánico local o incluso entrar a formar parte de alguno de los ejércitos de Immorien.

Reinholdt es un gobbo extraño. Sus ganas de viajar le han llevado por toda la geografía conocida de Immorien, dónde ha ido recogiendo un sinfín de "herramientas", muchas de ellas pequeños artefactos arcanos, que han hecho de su portador una especie de talismán andante.
Pocos hombres pueden decir que han viajado por todo Immorien,
pero aún es menor el número de gobbos que pueden afirmar lo mismo.
Reinholdt además actúa como ayudante de campo para muchos generales. Su catalejo (muchos dicen que de manufactura orgoth) le permite advertir a sus patrones de cualquier peligro inminente, de forma que estos puedan tomar la decisión correcta. Otros muchos creen que la simple presencia del gobbo trae buena suerte para el bando que cuente con su favor, lo que le hace un individuo muy popular entre los soldados de cualquier ejército.

Reinholdt siempre lleva su preciado catalejo, y no duda muchas veces en echar mano de un viejo cronómetro que muchos dudan de que marque bien las horas.

El pintado de Reinholdt ha sido simple y fácil. Se han buscado mantener los colores terrosos de las imágenes originales, que además concuerdan muy bien con los del ejército de Magos Pistoleros de Allister Caine. La piel ha sido pintada con oliva amarillo de Vallejo (game color), mezclandolo con khaki y un poco de carne bronceada (de Vallejo g.c. y G.W. respectivamente). Creo que el resultado final es bueno, aunque no se trate de una miniatura que destaque (prácticamente en ningún sentido) sobre una mesa de juego.

Allister Caine y Reinholdt. Los modestos beneficios de estar acompañado por el
afamado gobbo han supuesto en mas de una ocasión la diferencia entre la victoria y la derrota.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...