miércoles, 26 de junio de 2013

M-100 Codename: "Comanche"

1949, en plena Segunda Guerra Mundial, el desgaste sufrido por las naciones en conflicto, cuyo final parece muy lejano, es evidente. Junto al petróleo y otras materias primas empieza a escasear en Europa central un bien que anteriormente no fue tenido tan en cuenta, el ser humano.

  "Ningún bastardo ha ganado una guerra muriendo por su país. Las guerras se
ganan haciendo que otros bastardos mueran por sus países"  
George Smith Patton, Jr. 


En 1943 las bajas sufridas por los alemanes eran considerables, y los niños del proyecto "Lebensborn Eingetragener Verein" tardarían años en poder coger un arma, con lo que su sacrificio no era suficiente para ganar la guerra.



Proyecto Zinmann


La importancia de blindados y la escasez de tripulantes aceleran la creación de la siguiente generación de sistemas de armamento móviles blindados, los mech.
El 10 de mayo de 1943 Gustav Krupp es nombrado jefe del proyecto y el 6 de agosto de 1944  aparecen por primera vez en al campo de batalla con un éxito rotundo. La visión de un gigante de acero artillado moviéndose entre las ruinas y atacado a los tanques aliados desde puntos inverosímiles supuso una nueva escalada en la carrera armamentística.



M-100 Codename: "Comanche" 



Los EEUU comenzaron su propio proyecto de fabricación de mechs con lo descubierto gracias a la ingeniería inversa aplicada en modelos enemigos capturados. Pese a contar con la ayuda del huido Werner Von Blick (ex-desarrollador del proyecto original) y los materiales y  tecnologías obtenidos de los derribos Nihl, los modelos estadounidenses resultaron inferiores a sus contrapartidas teutonas.


Debido a la imposibilidad de equipararse a los mechs alemanes, el alto mando decidió que si no era posible competir en calidad lo haría en cantidad. 





El diseño del comanche parte del concepto de armadura potenciada. Estos modelos monoplaza tienen una altura de 12 pies y una envergadura de 6 pies. Su tamaño los hace altamente maniobrables en entornos saturados, permitiéndoles hostigar vehículos enemigos de mayor tamaño y potencia de fuego.
Pese a la infatigable cadena de producción de Detroit, el tiempo necesario para entrenar un piloto para que lo maneje de forma eficiente impide el uso masivo de estos vehículos


Un viejo cartel con una imágen de la variante B.B.Q.

El principal armamento de los M-100 es una variante del archiconocido bazooka empleado por la infantería.
con alcance y potencia mejorados. 


La gran versatilidad de este  modelo permite alternar  sistemas de armas como ametralladoras pesadas del calibre 50 sobrealimentadas y fusiles de asalto. La configuración anterior es muy popular como apoyo de la infantería, especialmente contra vehículos ligeros enemigos.



La variante B.B.Q fue desarrollada en un principio para la lucha en el pacifico. Dotado de un lanzallamas pesado es ideal para despejar posiciones enemigas, combate urbano y, en los tiempos que corren, limpiar zombis con total impunidad.


Y para concluir una foto donde se aprecia el tamaño de los mech junto a uno de los oficiales del ejército aliado:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...