martes, 19 de febrero de 2013

Espadachina

Algunas miniaturas se pintan por un reto personal, otras para completar vastos ejércitos con los que desarrollar nuestras partidas, mientras que también podemos encontrar las que se pintan sólo por dinero. Otras muchas son parte de una ingente colección de metal que muchos de nosotros reunimos a lo largo de los años. 

También están las que se compran sin un motivo muy claro, simplemente por que nos ha gustado. Muchas quedan guardadas hasta que un buen día las cogemos y las pintamos con avidez, pero con cuidado, y sólo por el placer de pintar.


Lo mas importante de esto es estar contento del resultado final. En concreto esta miniatura es de la empresa Freeboter Miniatures, esculpida por Werner Klocke, uno de los mejores escultores actuales, desde mi punto de vista, y que ha trabajado con muchas otras compañías, antes de montar la suya propia. Como os podéis imaginar, el pintar esta miniatura no tiene otro motivo mas que pintarla por pintarla.

Espero que la escueta entrada de esta semana os anime a pintar algo, por placer, por deber o por que sí, vosotros decidís.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...