martes, 17 de enero de 2012

Al Oeste del río Júcar IV: El Duque


Hola a todos:
Hoy, por fin, vamos a hablar del personaje por excelencia del western clásico. Si alguien piensa que Chuck Norris es duro, es que no ha visto el suficiente cine. Se trata de John Wayne, "the duke", que más que representar uno u otro papel durante su larga carrera, encarnaba un personaje creado por y para sí mismo en casi todas las películas que rodaba. Todos los que hayamos visto "una de John Wayne" sabemos que esto es así. La forma de andar desgarbada y desequilibrada, característica; un mismo estilo a la hora de vestir: chaleco, camisa con doble botonadura cruzada, colores oscuros en la parte superior para disimular su corpulencia, y colores claros para destacar el fondo bueno del personaje. No tengo que añadir que la figura fuera de las pantallas podía ser más o menos polémica, radical o incluso egoísta, o simplemente la imagen masculina de una época. Pero dentro de las pantallas, y de la iconografía del siglo XX, es absolutamente imprescindible.

John Wayne como Ethan en Centauros del Desierto (The Searchers), su mejor papel.

Por ello, cuando decidí comprar miniaturas del viejo Oeste de la escala 28 mm o aledañas, me lancé de cabeza  a por aquellas marcas que ofrecían una figura del viejo John. En este caso, sólo he encontrado dos,  la perteneciente a Knuckleduster Miniatures (no disponible en la actualidad) y otra de Crusader. Pido a todos los que leais este artículo que me deis información de aquellas miniaturas que representen al Duque en esta escala, ya que conozco otras de 54 mm ( la de Andrea), y muchísimas más en bronce, pero no en 28/30 mm.

La primera miniatura es más general, icónica, y representa a John Wayne en infinidad de películas, en un periodo clásico que lo relaciona con una serie de obras que disfrazan con cierta comicidad una gran carga violenta. Podríamos englobar aquí films como "Los comancheros" ("The Comancheros", 1961), "Los ladrones de trenes" ("The Train Robbers", 1973), "Los cuatro hijos de Catie Elder" ("The Sons of Katie Elder", 1965), "El Dorado",1966,  o "El Gran Mclintock" ("Mclintock!", 1963).


No se trata del personaje de sus filmes más particulares, como "Centauros del Desierto" ("The Searchers",1956), "El Hombre que mató a Liberty Valance" ("The Man Who Shot Liberty Valance",1962) o la fantástica "Rio Rojo" ("Red River", 1948); tampoco con las que forman la trilogía del ejército: "Misión de Audaces" ("The Horse Soldiers",1959), "Fort Apache", 1948, o "La Legión Invencible" ("She wore a yellow ribbon",1949 ), rodadas todas en el Monument Valley, dirigidas por John Ford. Pero es que John Wayne tenía más de 200 películas en su haber, y casi siempre se le veía así.


En fin, dejando las bromas a un lado, la miniatura de knucleduster, aunque la postura la identifique claramente con Wayne,  la pinté con la intención de que los colores ayudasen lo máximo posible a identificar al Duque. Procuré, también, ensuciar la miniatura algo más que las anteriores. Existe una versión a caballo de esta misma miniatura, pero tiene tantos defectos de modelado, que tengo que hacer promesa de paciencia infinita. Las labores hercúleas a las que se enfrentaba el Duque no eran para salir de rositas.
He aquí la miniatura:



Este es, generalmente, el jefe de mi banda de vaqueros del Legends of the Old West, y, para ser sincero, es duro estar a la altura del personaje que representa la miniatura...

La segunda miniatura encarna, nada más y nada menos, que a Rooster Cogburn, Sheriff federal, cazarrecompensas sin escrúpulos, descastado, borracho, representante de la ley, que no duda en utilizar la suya propia cuando se trata de enfrentarse a aquellos que han tenido la mala suerte de ser su objetivo. Rooster, cuyo verdadero nombre es Reuben (Rubén), es el protagonista de dos películas emblemáticas de la filmografía de Wayne, "Valor de Ley" (True Grit, 1969) y "El Rifle y la Biblia" (Rooster Cogburn...And the Lady, 1975), inferior a la primera parte, pero lo suficientemente buena por ver una pareja de actores como Wayne y Hepburn. La figura representa al bueno de Rooster en una de las escenas más famosas de toda la historia del Western... Riendas entre los dientes, revolver en la izquierda y rifle en la derecha, a la carga y con una temeridad absoluta contra cuatro forajidos en campo abierto. Y eso que está viejo, tuerto  y gordo.


Una vista desde cuatro ángulos distintos de la miniatura:



Y una con ambos posando en exclusiva:




Me despido con  la escena "fill your hands you sonofabitch", mucho mejor en inglés que en español (doblada con mucha mojigatería), os lo aseguro. Como anécdota, he de contar que cuando Wayne estaba ingresado en un hospital luchando contra el cáncer que lo mató, le preguntaron si quería algo de su casa para estar más cómodo. Pidió una reproducción de Rooster Cogburn en esta escena, explicando que los dos eran lo mismo, dos viejos luchando su última batalla:

Tras ver esto, no hago más que preguntarme: ¿por qué un remake?

Un saludo a todos. Próximamente seguiremos hablando del Legends of the Old West, ya que propondemos un escenario para jugar esta misma escena.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...